¿Deberías alimentar a tu perro con carne cruda? Abril 10, 2019 20:55 0 comentarios 4 Comentarios

alimentar a un perro con carne cruda


No es una pregunta trampa....

 

De hecho tiene hasta su propio nombre: la dieta BARF.

 

Y la tendencia no miente: cada vez hay más gente que decide dar comida cruda a su amigo de cuatro patas.

 

La razón principal: es mejor para ellos, y se puede comprobar en cuestión de días.


Lo de la carne cruda no es nuevo...

 

La primera en usar el término BARF fue la canadiense Debbie Tripp para describir la comida cruda y hecha en casa para los perros.

 

Pero quien se acabó llevando la fama fue el veterinario australiano Ian Billinghurst por su bibliografía y desarrollo. 

 

BARF significa literalmente  “Bones and Raw Food”, es decir, huesos y comida cruda o “Biologically Appropriate Raw Food”, es decir, Alimentación Cruda Biológicamente Apropiada.

 

El meollo del asunto es que es una alimentación a base de carne, huesos y vísceras crudas, que imita la comida de un animal salvaje.

 

En el año 1993, Billinghurst publicó su libro “Give your dog a bone” (dale a tu perro un hueso).

 

En él proponía de forma bastante transgresora que algunas enfermedades podían estar relacionadas con la comida industrial...

 

... y llega a la conclusión de que una alimentación parecida a la naturaleza de un lobo o un perro salvaje es mucho más sana para nuestros perros.

 

lobo salvaje aullando

 

También en España existen cada vez más autores, veterinarios y profesionales que abogan por esta dieta.

     

    La idea es simple: alimenta a tu perro como se alimentaría él si viviera en la naturaleza en estado salvaje.

     

    Pero esto no explica una cosa.

      

    ¿Por qué tiene que ser cruda?

     

    Porque nuestros perros son CARNÍVOROS, y tienen un aparato digestivo preparado específicamente para eso. 

     

    ¿Cómo si no iban a sobrevivir en la naturaleza sus antepasados como los lobos?

     

    Los perros, durante la domesticación, cambiaron la apariencia y el comportamiento...

     

    ...pero NO el sistema digestivo, que sigue siendo 99.5% igual que el de un lobo.

     

    Por otro lado, cuando cocinamos la carne, la estructura de las proteínas y grasas se altera (a veces de manera peligrosa), se pierden nutrientes, vitaminas y minerales y son más difíciles de digerir.

     

    Los beneficios que reportan los que dan crudo a su perro

    Entre los que dan BARF a sus perros es común escuchar los siguientes beneficios observables: 

    • Comen con más apetito incluso cuando rechazaban otras comidas
    • Tienen más energía y mejor estado de ánimo
    • De repente, dejan de oler corporalmente y de tener mal aliento
    • Tienen dientes blancos incluso cuando había presencia de sarro previa
    • Su pelaje es más denso, suave y con más brillo
    • Se quedan en su peso ideal
    • Se reducen los dolores reumáticos y/o articulares 
    • Se reducen y desaparecen los picores y alergias

    Podríamos seguir, porque la lista es más larga.

     

    Y no son solo los propietarios, también los veterinarios empiezan a apuntar, desde su experiencia, que esto tiene sentido.

     


    ¿Basta con darle directamente la carne cruda?

     

    Nada más lejos :-)

     

    La idea es aproximarse a la presa habitual de los antepasados de los perros. Es decir, proporcionar:

    • Carne de músculo y grasa
    • Huesos
    • Órgano
    • Fruta y Verdura
    • Otros componentes vegetales

     

    En las proporciones adecuadas, que son, a grandes rasgos:

    • Del 70% al 80% partes de animal 
    • Del 20% al 30% verduras y frutas
    • Y otros complementos

     

    El componente principal es la carne con grasa.

     

    Tanto perros como gatos pueden comer casi todo tipo de carne (aunque no recomendamos la carne de cerdo cruda).

     

    Pero es bueno que tenga de un 15 a un 25% de grasa.

     

    No te preocupes, ellos no tienen problemas de colesterol, al contrario, son muy eficientes procesando la grasa animal.

     

    Una vez a la semana se puede cambiar la carne por el pescado.

     

    El segundo componente son los huesos carnosos crudos.

     

    Sí, has leído bien, huesos CRUDOS y son 50% hueso y 50% carne (un buen ejemplo es una alita de pollo)

     

    No, no temas que se astillen porque eso ocurre precisamente con los huesos cocidos.

     

    De hecho, los perros prosperan cuando se les da calcio en forma de hueso crudo.

     

    Una buena medida es dar un 20% de la parte animal del menú del perro o gato en forma de hueso carnoso.

     

    Para perros pequeños van muy bien los cuellos de pavo o de pollo, también las carcasas de pollo, alitas, muslos de conejo o perdices.

     

    Para perros grandes con ganas de masticar, es ideal la falda de ternera, de cordero o de potro e incluso las cabezas de cordero son interesantes.

     


    dieta BARF: orígenes, componentes y preparación


    El tercer componente es el órgano y la víscera.

     

    Debe ser entre un 10% y un 15% de la parte animal. 

     

    Por ejemplo, hígado (al menos el 50%), corazón, pulmón, bazo o riñón.

     

    El resto de la dieta se basará principalmente en verduras y frutas

     

    Hay pocas verduras o frutas que sean tóxicas y muchas las puedes dar en crudo, simplemente ralladas.

     

    Pero, ¿Y los cereales? ¿Y los carbohidratos?

     

    Pues en realidad no son necesarios por dos razones:

     

    • Los perros no tienen el sistema digestivo preparado para extraer todos sus beneficios. Podríamos decir que los toleran, pero no los aprovechan.

     

    • Los perros son excelentes en obtener energía de la grasa en vez de los carbohidratos.

       

      ¿Hay más ingredientes?

       

      Sí... muchos más, aunque no son obligados... lo justo para no aburrirse :-)

       

      Entre ellos puedes acompañar con...

      • Huevos crudos
      • Lácteos como el kéfir o yogur natural
      • Hierbas
      • Algas y aceites ricos en Omega-3
      • Y más.

      ¿Y cómo se prepara? ¿y qué pinta tiene?

      Esa es la mejor parte porque, al ser cruda, solo hay que triturar o cortar en trocitos, mezclar y ya está.

       

      Hacer la comidas para nuestras mascotas en casa no es difícil.

       

      Basta con organizarse con la compra y congelar sus raciones diarias.

         

      Para que sepas cómo calcular su ración y prepararlo al detalle, puedes consultar este otro post.

       

      Aquí te dejamos un vídeo exprés para que veas qué pinta tiene.

       

       

      Conclusión

       

      Dar comida cruda a tu perro es probablemente lo mejor que puedes hacer además de darle tu amor.

       

      Es para lo que nacieron y es lo que mejor les sienta.

       

      Y comprobarlo no es difícil.

       

      Sólo hay que organizarse o comprar un producto completo con todas las garantías que solo haya que descongelar y listo. 

       

      ¿Qué puedes perder?

       

      Si tienes alguna duda, contáctanos y cuéntanos, quizás podamos ayudarte.

       

      Puedes encontrar más información sobre el tema en:

      Reinerth, Susanne (2005): Natural Dog Food: Rohfütterung für Hunde – ein praktischer Leitfaden; books on demand
      Simon, Swanie (2008): BARF – Biologisch Artgerechtes Rohes Futter für Hunde;Drei Hunde Nacht
      Weiß, Daniel (2005): Fettsäurezusammensetzung im Rinderschlachtkörper – Einflussmöglichkeiten durch die Fütterung: http://www.region-aktiv-chiemgau-inn-salzach.de/sites/default/files/doc/fettsaeurezusammensetzungrindfleisch.pdf
      Lonsdale, Tom (2006): Hacen Maravillas: Alimenta a tu perro con huesos carnosos crudos: http://www.rawmeatybones.com/translations/spanish/intro.html
      MacDonald, Carina Beth (2011): La dieta canina de alimentos crudos: fácil para ti y tu perro; Dogwise Publishing
      www.nutricionistadeperros.com
      http://www.nature.com/nature/journal/v495/n7441/full/nature11837.html
      Foto cortesía de Marius Runge @Flikr