Probióticos Naturales para Perros y Gatos: Beneficios y Tipos septiembre 29, 2021 15:00

probioticos para perros y gatos - que son y como usarlos

 

 

Existe una colonia gigantesca de microorganismos que colonizan el intestino de nuestro amigo, la microbiota, y es muy responsable de su salud.

 

 

La buena noticia es que la podemos influir de manera positiva a través de ciertos alimentos y preparados ricos en... probióticos!

 

 

En este artículo te contamos qué son los probióticos, cómo están relacionados con la salud de tu perro y cómo puedes utilizarlos tú para ayudarle en no pocas situaciones.

 

 

Empezamos!

 

 

¿Qué son los Probióticos?

 

Los probióticos son considerados por la comunidad científica (también por la OMS) como microorganismos vivos que, ingeridos en las cantidades adecuadas, proveen de beneficios para la salud.

 

 

Son básicamente bacterias vivas que viven de manera natural en el intestino de tu perro y que, por sus beneficios y por simplicidad llamaremos "buenas".

 

 

Pero no están solas, conviven con los microorganismos "malos" (en ciertas proporciones) en un equilibrio muy complejo que llamamos microbioma o el conjunto de todos los microorganismos que viven en el intestino de nuestro perro o gato.

 

 

Cuando las bacterias malas aumentan, ese equilibrio se puede romper, lo que suele traer malas consecuencias (infecciones, disbiosis, etc).

 

 bacterias probioticas

 

 

La ventaja de los probióticos es que nosotros los podemos añadir a la dieta para  incrementar el número de bacterias buenas y así volver al equilibrio dándoselos a nuestro perro.

 

 

Algo curioso es que la composición del microbioma de un perro y el de un gato es, con algunas diferencias, bastante parecida[4], por lo que, aunque en este artículo nos centramos más en perros, las conclusiones son válidas para ambos.

 

 

Para ser considerado probiótico, una sustancia tiene que cumplir las siguientes  condiciones:

 

  • Tiene que poder vivir de manera aislada al individuo (humano o perro)

 

  • Tiene que sobrevivir en el intestino después de ingerirse. De hecho, para llegar al intestino debe ser resistente a los ácidos estomacales.

 

  • Tener un beneficio probado científicamente. Esto es así tanto para la Organización Mundial de la Salud, como para la FDA americana y organismos europeos.

 

  • Su consumo tiene que ser seguro, es decir, que no tenga efectos secundarios negativos para el huesped.

 

 

¿Qué son los Prebióticos?

 

Antes de continuar, dejemos esta cuestión clara para no confundirnos :-)

 

 

Como habrás imaginado, todas esas bacterias (buenas y malas) comen lo que come tu perro, o mejor dicho, lo que come tu perro va a influenciar el equilibrio del microbioma.

 

 

Las bacterias buenas se nutren [1], principalmente, de carbohidratos no digeribles que fermentan y de los cuáles obtienen el alimento.

 

 

Un prebiótico también tiene que cumplir unas condiciones para poder llamarse tal:

 

  • Tiene que resistir el pH del estómago.

 

  • Es un alimento no digerible. Esto es, no debe ser atacado por enzimas y debe ser fermentable por las bacterias de la microbiota.

 

  • Es un alimento para ciertos tipos de bacteria. Se ha llegado a hablar de "selectividad" aunque hay aquí voces en contra. Obviamente, estaremos interesados en alimentar a las bacterias buenas!

 

  • Su consumo está relacionado con el bienestar. Igual que pasa con los probióticos, si no se ha demostrado, no se puede hablar de prebiótico.

 

 

Este último punto nos informa de que los prebióticos también pueden alterar la microbiota. De hecho, al querer beneficiar a los probióticos, muchos productos contienen los dos, son los llamados Simbióticos.

 

prebiotico para perros

 

Prebióticos típicos son los fructooligosacáridos: presentes en muchas frutas y raíces, la inulina, que es un almidón no digerible, o los galactooligosacáridos (lácteos, alubias, legumbres). Existen más tipos pero en esta ocasión no nos extenderemos.

 

 

Bien! Ahora que ya hemos establecido la distinción, sigamos :-)

 

Cuáles son los Probióticos más comunes para Perros

 

Existen muchas cepas de probióticos, pero los más comunes que puedes encontrar en la mayoría de productos para perros son los siguientes:

 

PROBIÓTICOS DE ÁCIDO LÁCTICO

Son los más extendidos; bacterias que convierten los azúcares contenidos en la leche (lactosa) en ácido láctico mediante la fermentación. De ahí que la mayoría se extraigan de leche fermentada. Es este ácido el que ataca a las bacterias menos deseables.

 

Dentro de este grupo encontramos:

  • Lactobacilus acidophilus
  • Lactobacilus Casei
  • Lactobacilus Plantarum
  • Bifidumbacterium Longum
  • Bifidumbacterium Animalis
  • Enterococum Faecium

 

LEVADURA PROBIOTICA

Principalmente el Saccharomyces Boulardii, se usa también en humanos para controlar la diarrea. Aquí hablamos de levadura viva, no una levadura convencional deshidratada.

 

PROBIOTICOS DE ESPORA

Son aquellos que pueden generar esporas a su alrededor para protegerse (entre otras, también pasar por el estómago sin degradarse).

 

Aquí encontramos principalmente:

  • Bacillus Coagulans
  • Bacillus Indicus
  • Bacillus Subtilis

 

Estos probióticos deberías poder identificarlos en los productos comerciales que compres. No aconsejamos que te fíes de productos probióticos que no son transparentes acerca de las cepas que contienen.

 

Probióticos naturales para perros

 

Por supuesto, los probióticos se encuentran en muchos productos naturales.

 

Te hacemos la lista de la compra :-)

 

LACTEOS FERMENTADOS

 

Aquí hacemos una distinción entre productos crudos fermentados y productos pasteurizados y fermentados posteriormente.

 

En los crudos tenemos muchas más cepas disponibles porque a las del producto hay que añadir los fermentos. Además, es perfectamente procesable por la gran mayoría de perros.

 

Aquí apostaríamos más por un kéfir de leche cruda fermentada que por un yogur natural u otros derivados comerciales que están pasteurizados.

 

kefir para perros

 

COMIDA FERMENTADA

 

Aquí el rango es amplísimo. Si además los productos tienen fibra puede ser un aporte de prebióticos beneficiosos.

 

  • Vegetales fermentados: como zanahoria, endibia, achicoria, calabaza, calabacín y otras
  • Pescado fermentado

 

 

Cómo funcionan los Probióticos en un perro


Hay cuatro mecanismos básicos con los que los probióticos pueden mejorar la mucosa intestinal:

 

  • Desplazamiento de patógenos intestinales. Los probióticos pueden competir con potenciales patógenos adhiriéndose ellos mismos a las paredes del intestino o provocando la producción de mucosa de este[2].

 

  • Producción de sustancias antimicrobianas como ácidos grasos, ácido acético y ácido láctico[3].

 

  • Mejora de la respuesta autoinmune. Es un efecto específico de cada cepa;  los probióticos la modulan (especialmente las células de los epitelios intestinales) a través de su membrana celular, sus componentes o su ADN.

 

  • Regulación de varios metabolitos (sustancias que se producen típicamente al descomponer comida) que ayudan a desechar sustancias tóxicas.

 

Estos son principalmente los efectos que se buscan para poder cualificar la eficacia de un potencial probiótico.

 

Afortunadamente, aunque hay muchos más estudios en humanos, empieza a haber ya mucha evidencia en el mundo animal también :-)

 

 

Cuáles son los beneficios de dar Probióticos a tu perro

 

Un perro saludable y bien alimentado debería poder mantener su microbiota sana la mayor parte del tiempo, pero períodos de estrés, enfermedad o mala nutrición pueden provocar desequilibrios.

 

 

Es en estos casos cuando los probióticos pueden ser útiles.

 

 

Antes de seguir queremos decirte que el microbioma es muy complejo; al número de microorganismos y sus relaciones se une que, en humanos, apenas conocemos el 20% de ellos; en perros conocemos todavía menos.

 

 

El número de estudios que demuestran sus beneficios tienen también que avanzar en sus métodos para ser más conclusivos. Por ejemplo, si un probiótico tiene varias cepas, ¿cómo estar seguro de que una de ellas es la que aporta el beneficio? o, si el estudio utilizó probióticos y prebióticos, ¿cómo podemos inferir beneficios para cada uno de ellos? 

 

 

La buena noticia es que los probióticos están en la punta de lanza de la investigación científica hoy y más beneficios son esperables a futuro.

 

perro necesita microbioticos

 

Los beneficios probados son los que te listamos a continuación, pero ampliaremos esta lista a medida que veamos progreso, que seguro que es pronto!

 

  • Pueden mejorar el Sistema Inmunitario de perros jóvenes ayudando a prevenir ciertos tipos de dermatitis. El estudio[5] confirmaba una mayor eficacia en la prevención que en la cura de dermatitis pediátrica atópica.

 

  • Pueden ayudar en casos de Dermatitis Atópica. En los estudios[6] se trató a perros con probióticos logrando efectos preventivos durante los primeros 6 meses de vida. Posteriormente, el mismo equipo logró demostrar que los efectos perduraban 3 años después. En cuanto a perros que ya tienen la enfermedad, se ha demostrado que administrando durante 2 meses probióticos la severidad de la misma se redujo.

 

  • Pueden ayudar en el control de Peso y Obesidad. Se ha demostrado[7] que mediante la aportación de Enterococus faecium se lograba una reducción del colesterol.

 

  • Pueden prevenir y curar la Diarrea. Se hicieron estudios[8] en perros en situaciones de estrés, en particular, cuando estaban en cheniles. Es una situación típica en la que el microbioma se desequilibra y se producen diarreas. Al grupo de tratamiento le administraron Bifidobacteriium animalis; el resultado fue que los marcadores fecales de este grupo fueron significativamente mejores. En otro estudio[10] se usó un compuesto comercial (varias cepas) para tratar 6 perros con diarrea, la severidad y el número de episodios se redujo en 5 de 6.

 

  • Pueden ayudar en casos Alergias Alimentarias. Un estudio[11]
    trabajó con varias cepas (principalmente Lactobacilus) en perros con este problema y comprobó mejoras en varios parámetros del microbioma. En este caso, no hubo mejoras clínicas.

 

  • Pueden ayudar en casos de Gastroenteritis aguda. En los estudios[9] se dió una mezcla de probióticos a un grupo de perros con esta dolencia. Al finalizar, comparado con el grupo de control (sin el probiótico), el tiempo de recuperación se redujo de 2.2 días a 1.3 días.

 

  • Pueden ayudar en casos de Enteropatías Crónicas y de IBD. En un estudio[4] en perros con Enteropatía pierde-proteínas y otros con IBD se comprobó que el uso de Saccharomyces boulardii mejoraba los niveles clínicos y los niveles de serum albúmina comparado con un grupo de control. En el caso de IBD, hay más estudios en humanos que sugieren que los probióticos pueden ser determinantes.

 

  • Pueden ayudar a combatir el efecto no deseado de los Antibióticos. Se ha demostrado que hay probióticos, como el Saccharomyces boulardii, que son resistentes al antibiótico. Aunque hay voces que alertan del peligro de generar resistencia al antibiótico en el huesped, esto no se ha demostrado. Incluso existen estudios[14] en los que se asegura que los probióticos pueden ayudar ante diarreas causadas por los mismos antibióticos.

 

    Al margen de los estudios anteriores, existen evidencias de estudios en humanos que son prometedoras. En particular, hay razón para pensar que los probióticos pueden ayudar en casos de:

     

    • Sobrecrecimiento de Candida
    • Infecciones del Tracto Urinario
    • Colitis y Enfermedad de Intestino Inflamado (IBD)
    • Pancreatitis
    • Desórdenes del humor
    • Estreñimiento
    • Problemas de absorción

     

    uso probioticos humanos en perros

     

    ¿Puedo usar los probióticos de Humanos para Perros?

     

    El microbioma de perros y humanos es bastante parecido[13], por esta razón, cuando analizamos la composición de probióticos para personas encontramos muchas de las cepas que hemos visto aquí.

     

    Pero esto no es una respuesta a la pregunta enteramente positiva...

     

     

    El pH de nuestros amigos perrunos y felinos es más ácido, lo que significa que, probióticos para humanos que hayan tenido en cuenta el pH de una persona no lograrán pasar en la misma medida al intestino de nuestro perro o gato.

     

     

    Las dosificaciones varían. Básicamente porque las personas pesamos más que nuestros peques. Esto hace difícil valorar la cantidad que debemos suministrar.

     

     

    Existen bastantes más estudios en humanos que en perros. Esto significa que los productos para humanos a menudo tratan de resolver una dolencia específica. Esto no está, obviamente, estudiado en perros o gatos y no se puede anticipar el resultado.

     

     

    Por último, y relacionado con lo anterior, los productos comerciales para humanos suelen reunir varias cepas (no todas ellas tan interesantes para perros, por no estar de manera natural en su microbioma), así como prebióticos e incluso hierbas. De nuevo, esto solo incrementa la dificultad de evaluar hasta qué punto pueden ser buenos.

     

    En general, podríamos decir que, aunque no le va a hacer daño probablemente, sin saber dosis o que todo el contenido es beneficioso, por lo general, trataríamos de evitar productos de humanos que no tengan en cuenta el microbioma de perros y/o gatos.

     

     

     

    ¿Existen riesgos por dar Probióticos a mi Perro?

     

    Pese a la potencia para cambiar el microbioma de prebióticos y probióticos, no hay reportados efectos secundarios adversos en perros y gatos.

     

    La razón puede estar en que las colonias que componen los probióticos son siempre relativamente pequeñas y que desaparecen del tracto intestinal al cabo de unos días de cesar el suministro.

     

    La salvedad (siempre suele existir una) son perros o gatos que muestren problemas son sobrecrecimiento de microorganismos en su tracto intestinal. En estos casos, mejor acudir a un profesional.

     

     

    ¿Durante cuánto tiempo puedo dar Probióticos a mi perro?

     

    Lo ideal es proporcionar alimentos ricos en pre y probióticos de manera regular. Al ser productos naturales y existir estos microorganismos en el intestino de nuestros amigos, los beneficios preventivos están ahí.

     

    Lo mismo puede aplicarse a productos comerciales. Si es para prevenir no hay problema en darlo de continuo. En general, porque las colonias de probióticos desaparecen a los pocos días de interrumpir el tratamiento.

     

    Si estamos tratando algún problema gastrointestinal, querremos darlos durante y después de la resolución durante algún tiempo. Si creemos que puede ser crónico, podemos pasar a darlo de continuo.

     

    También en el caso de tratamiento con antibióticos, se pueden dar en el período entre tomas para evitar una destrucción muy profunda de las bacterias beneficiosas y, posteriormente al cese, del antibiótico para la recuperación.

     

     

    ¿Cómo escoger un suplemento PROBIOTICO para mi perro?

     

    En general, queremos que tengan cuanta más diversidad de colonias de los diversos tipos de probióticos (bacterias de ácido láctico, de esporas y levaduras probióticas) mejor. Estas tienen que venir de forma clara en el envase.

     

    Un producto transparente nos debería hacer saber las unidades conformadoras de colonias (CFU) de cada cepa. Esto nos permitiría balancear el tipo de cepa que estamos buscando en caso de buscar la predominancia de una (en general las bacterias ácidas son las más abundantes en este tipo de productos.

     

     

    Conclusiones

     

    ¡Enhorabuerna! Si has llegado hasta aquí es que estás muy comprometido/a con la búsqueda de esos pequeños milagros que pueden ayudar a mejorar la salud de tu perro o gato.

     

    Los probióticos son sin duda un pequeño milagro que está al alcance de todos.

     

     

    En primer lugar, a través de la dieta; dar con frecuencia productos naturales fermentados como el kéfir u otros, ayudará a prevenir desequilibrios y superar pequeñas crisis.

     

     

    Cuando el problema es mayor o recurrente, aportar probióticos comerciales adicionales es una buena opción antes de acudir a medidas médicas más agresivas.

     

     

    Sea como sea, siempre viene bien tener herramientas eficaces que no tengan efectos secundarios! :-)

     

     


    Referencias
    1. Dominant and diet-responsive groups of bacteria within the human colonic microbiota. Walker, A.W. et all, 2011
    2. Meta-analysis of clinical trials of probiotics for prevention and treatment of pediatric atopic dermatitis, J. Lee, 2008
    3. Probiotic bacteria: safety, functional and technological properties, M. Saarela, 2000
    4. The microbiome: The trillions of microorganisms that maintain health and cause disease in humans and companion animals. Vet. Psychol, Hoffmann, 2016.
    5. Supplementation of food with Enterococcus faecium (SF68) stimulates immune functions in young dogs, J. Lee, 2008
    6. Early exposure to probiotics in a canine model of atopic dermatitis has long-term clinical and immunological effects, Marsella, R., Santoro, 2012
    7. Oral application of Enterococcus faecium strain EE3 in healthy dogs. Folia Microbiologica, M. Marciňáková, 2006
    8. Effects of varying doses of a probiotic supplement fed to healthy dogs undergoing kenneling stress. International Journal of Applied Research in Veterinary Medicine, R. Kelley, 2012
    9. Effects of a probiotic intervention in acute canine gastroenteritis - A controlled clinical trial, H. K. Herstad, 2010
    10. Efficacy of an enterovaccine in recurrent episodes of diarrhea in the dog: a pilot study. Revista Espanola de Enfermedades, Cerquetella M., 2012
    11. Effects of probiotic bacteria in dogs with food responsive diarrhoea treated with an elimination diet, Sauter S.,2006
    12. Efficacy of Saccharomyces boulardii in the treatment of dogs with chronic enteropathies - randomized double-blind placebo-controlled study,Bresciani F. , 2014
    13. Similarity of the dog and human gut microbiomes in gene content and response to diet, L. Coelho, 2018
    14. Probiotics for the Prevention and Treatment of Antibiotic-Associated Diarrhea, S. Hempel, 2012