Cómo prevenir la diabetes en gatos 10 de Julio de 2018 22:18 2 Comentarios

prevenir la diabetes en gatos

La diabetes en gatos es un problema que, aunque no tiene dimensiones de epidemia (todavía), se sitúa en porcentajes preocupantes en casi todos los países occidentales. Lo que lo hace más grave es lo letal que es cuando no se diagnostica bien y se trata, lo que no es nuevo, pero lo que empieza a demostrarse científicamente es que hay más factores del entorno que influyen en la probabilidad de que tu gato tenga diabetes y esos sí dependen de tí y conocerlos te pueden ayudar a prevenir antes que curar.

Queremos ser muy francos, no existe un 100% de garantía en nada en la vida, pero estamos seguros de que cuando termines de leer este artículo tendrás más herramientas para prevenir la aparición de la diabetes, así que vamos al meollo :-)

En este post encontrarás:

  • Las terribles estadísticas de la diabetes felina en España
  • Cuáles son los factores de riesgo que llevan a la enfermedad
  • Un vistazo al último estudio que introduce el pienso seco como un nuevo factor de riesgo incluso en gatos no obesos

La diabetes en gatos: un resumen express

La Diabetes Mellitus es una enfermedad en la que el cuerpo de nuestro gato no puede producir suficiente de la hormona insulina o responde de forma no adecuada a la misma. La insulina juega un papel clave para que las células puedan absorber la glucosa, lo que les provee de la "gasolina" para funcionar.

Así, el tipo de diabetes tipo I se da cuando el cuerpo reduce la producción de insulina y debido a esto hay un exceso de glucosa en el organismo. En la diabetes tipo II, los niveles de glucosa en sangre son altos pero porque las células del organismo no responden correctamente a la insulina y por tanto no absorben la glucosa que necesitan. Los gatos normalmente presentan la diabetes tipo II.

Hasta aquí el resumen porque realmente hay muy buenas fuentes médicas para describir la enfermedad, su diagnóstico así como su tratamiento médico, como la de AVEPA. Aquí nos queremos concentrar en qué hacer ANTES para evitar que ocurra.

¿Cuántos gatos tienen diabetes en España?

La pregunta del millón no es fácil de contestar, principalmente porque el censo de gatos es muy poco fiable y porque no hay estudios a fondo con suficiente volumen. No obstante, hay ciertas pistas:

  • Las primeras menciones acerca de la diabetes en gatos data de 1980 al 1986 sobre 300 pacientes (Panciera et all) y determinan que entre 1 de cada 500 (0.2%) y 1 de cada 100 (1%) tienen diabetes. 
  • 2003, Prahl (et all) llega a la conclusión de que en América se pasa en 30 años de 1 caso cada 1250 gatos a 1 caso cada 81 gatos! 15 veces más probabilidad.
  • En 2009, otro estudio (Lederer et all) concluye que el porcentaje aproximado es del 0.79% (1 caso de cada 127 gatos), que coincide bastante con lo publicado un par de décadas antes.
  • En 2013, una empresa de seguros de gatos Sueca hizo el cálculo estadístico para asegurarse de que conocía el riesgo de los gatos que pensaba asegurar. Estudiaron más de 500.000 individuos desde 2009 y sus conclusiones fueron que se daban 11.6 casos por cada 10000 "años gatunos" estudiados en conjunto, es decir, el riesgo de tener diabetes cada año era 11.6/10000 = 0.12%, si un gato viviera de media 13 años esto implica que la probabilidad es de 1.5% de que un gato cualquiera pueda tener diabetes a lo largo de su vida.

Todas son fuentes "occidentales" por lo que asumiremos que las condiciones de vida y alimentación de los gatos son parecidas a España y por tanto aplicaremos los mismos porcentajes.

Con estos datos y si consideramos que el último censo apunta a que hay unos 3.5 millones de gatos censados, dejémoslo en 4 millones por los que no lo están, esto nos arroja que unos 60.000 gatos podrían estar sufriendo diabetes en EspañaY no solo nos dice eso sino que además parece que va en aumento. Si comparamos las cifras de 2013 con las de hace unas décadas, resulta que el número de casos está aumentando de manera importante, podría ser que en los últimos 20 años se hubiera duplicado el número de casos de diabetes en gatos. 

¿Cuáles son los factores de riesgo de la diabetes felina?

Existe bastante bibliografía sobre factores de riesgo para que se presente diabetes en nuestros gatos. Algunos parecen tener que ver con la raza y el sexo:

  • El estudio de la empresa de seguros sueca, pero en general todos los estudios de la diabetes en gatos sobre un conjunto de animales, revelan unas razas propensas a la diabetes (fuente: Incidence of Diabetes Mellitus in insured swedish cats en las referencias al final del artículo)
    • El Burmese (en algunos estudios con 3 veces más de posibilidades)
    • El Gato Azul Ruso (en la foto de portada)
    • El Gato del Bosque de Noruega
    • El Gato Europeo de pelo corto
    • El Abisinio
    • Algunos más con probabilidades menores que las anteriores que podéis ver en la figura como el Sphynx, el Rex Devon, el Ocicat, el Rex alemán, y las razas orientales.

ocurrencia de diabetes por raza de gatos

  • Además, descubrieron que los machos presentaban el doble de probabilidad que las hembras y que estar castrado también añadía al porcentaje de ocurrencia.

Junto con los anteriores, tradicionalmente también se asocia factor de riesgo a:

  • La Edad, aunque estudios recientes se atreven a proponer una estadística es difícil de medir cuándo exactamente el gato enferma de diabetes. Además, afortunadamente los gatos cogidos a tiempo pueden sobrevivir con esta condición, por lo que es usual decir que gatos mayores ( > 6-8 años) son más propensos. En cualquier caso poco podemos hacer con este factor hasta que se invente el elixir de la juventud :-)
  • El Peso/ la Obesidad. Este sí está claramente identificado y hay un gran consenso en torno a que los gatos obesos son hasta 4 veces más propensos a la diabetes, por eso también gatos que ya tienen diabetes concentran una parte importante del tratamiento en el control del peso.
  • La Inactividad, muy relacionada con la capacidad del cuerpo de consumir calorías y por tanto combatir el sobrepeso, por eso gatos en interior y que hacen poco ejercicio son más propensos y por eso nuestros amigos veterinarios nos aconsejan que juguemos con nuestros gatos, además de disfrutar y hacerles más felices, les ayudaremos a prevenir problemas.

Dicho esto, todo parece indicar que si no podemos alterar la raza ni el sexo, si queremos evitar que nuestro gato incremente sus riesgos de diabetes debemos concentrar casi todos nuestros esfuerzos en la alimentación y la actividad.

gato burmese diabetes

El pienso seco, un nuevo factor de riesgo para la diabetes felina

En 2017 se realizó el que posiblemente es el mayor estudio controlado sobre gatos con diabetes que se ha realizado nunca hasta el momento (Environmental Risks Factors en las referencias abajo). En él y vía encuesta a más de 2000 individuos (más un grupo de control) se analizaban factores de riesgo conocidos (como los que hemos descrito) y factores de riesgo que no habían sido estudiados nunca, en concreto el impacto de la alimentación de gatos con pienso seco.

Resulta que, junto con los factores de riesgo que ya conocemos (confinamiento en interiores, comer compulsivamente o la obesidad) este estudio determina que la alimentación con pienso seco es un factor de riesgo para que los gatos desarrollen Diabetes Mellitus y especula con la posibilidad de que se deba a que como los gatos son carnívoros no tienen los recursos (enzimas y otros) para absorber tanto carbohidrato procesado y no pueden regular sus niveles de insulina para que su organismo actúe correctamente. 

Podemos pensar que si logramos tener nuestro gato en un peso normal dándole pienso seco logramos reducir el factor Obesidad y por tanto reducimos el riesgo. Sin embargo, aunque esto es muy recomendable, el estudio asegura que "el factor de riesgo del tipo de dieta fue precisamente detectado en gatos de peso normal pero alimentados con dieta seca" sugiriendo que el factor obesidad es más importante, pero el segundo es el tipo de dieta.

En el gráfico de abajo extraído del mismo estudio muestra como para un gato de peso normal, es decir teóricamente de riesgo bajo, el pienso seco (dry versus wet food) presenta una probabilidad mayor de incidencia de diabetes que las dietas mixtas o húmedas.

pienso seco como factor de riesgo para la diabetes

Conclusiones

A medida que avanzamos, cada vez más estudios se atreven a verificar mediante pruebas científicas la incidencia del tipo de alimentación en la salud de nuestros gatos. Podría ser que se va perdiendo el miedo o que los casos crecen tanto que es necesario dar una explicación y estudiar nuevos factores de riesgo.

A los factores de riesgo habituales de la Diabetes Mellitus se une ahora el dar a nuestros gatos pienso seco. Quizás porque son carnívoros puros y no procesan bien los carbohidratos, quizás por los ingredientes, quizás por la humedad o por todo a la vez lo que sí es una buena idea es valorar dar a nuestros gatos dietas húmedas o, si podéis, su dieta natural cruda.

Si queréis informaros de cómo la dieta Barf os puede ayudar, podéis contactarnos en cualquier momento en nuestro teléfono o nuestro grupo de Facebook por messenger.

 

Si queréis leer más sobre el tema, aquí tenéis unas referencias interesantes (en inglés):

Incidence of Diabetes Mellitus in Insured Swedish Cats in Relation to Age, Breed and Sex. Öhlund M1, Fall T2, Ström Holst B1, Hansson-Hamlin H1, Bonnett B3, Egenvall A1.
Prahl A, Glickman L, Guptill L, Glickman N, Tetrick M (2003) Time trends and risk factors for diabetes mellitus in cats. Journal of Veterinary Internal Medicine 17 (3), 434 (Abstract).
Feline diabetes mellitus in the UK: the prevalence within an insured cat population and a questionnaire-based putative risk factor analysis (Theresa M. McCan et al)
Environmental Risk Factors for Diabetes Mellitus in Cats (M. Ohlund et al)

Gracias por las fotos a Marcin and Glen