Cómo elegir el mejor aceite de pescado para tu perro o gato Abril 3, 2019 12:43

blog-como-elegir-aceite-pescado-perros-gatos-portada

Un aceite de pescado de alta calidad es un imprescindible en cualquier dieta para perros o gatos, sea pienso, comida cocida o dieta natural cruda.

Si todavía no tienes claro por qué, te invitamos a leer más sobre los beneficios del aceite de pescado aquí.

Existe un sinfín de marcas y tipos de aceite en el mercado. ¿Cómo estar seguros de que escogemos el mejor tanto a nivel nutricional como el más seguro para nuestros amigos?

A continuación te detallamos 10 puntos claves en la selección del aceite de pescado ideal.

1. Debe ser 100% natural de verdad

Algo que quieres evitar de forma radical son los ingredientes sintéticos.

A parte de lo que dice la intuición, la verdad es que no sabemos el impacto de ellos en el organismo de nuestros pequeños, ya sean conservantes, colorantes, vitaminas o minerales.

Hay fuentes que incluso empiezan a relacionar estos con el aumento de probabilidad de cáncer.

Para estar seguro/a mira la etiqueta. El apartado de aditivos nutricionales debería estar vacío o incluir en el caso de los aceites sólo Vitamina E de origen natural. 

2. Debe proceder de pesca libre

Los peces criados en pisci-factorías, a lo largo de su vida, se alimentan en muchas ocasiones con alimentos poco naturales y a menudo ingieren cantidades significativas de medicamentos.

Cuando hablamos de pesca libre, es importante saber que los peces grandes (salmón, atún y otros) viven más tiempo y, por tanto, también acumulan más impurezas en su organismo. Hablamos de micro-plásticos, metales pesados y otras sustancias como resultado de la contaminación de los mares.

Si quieres consumirlos, por ejemplo, el famoso aceite de salmón, te aconsejamos que pidas al fabricante realiza los análisis periódicos de metales pesados y otras sustancias y que los mantiene bajo control según los parámetros europeos. 

La alternativa es optar por peces de tamaño más pequeño como la sardina, el boquerón y similares que, por no vivir tanto, están más libres de estas sustancias. Ahora sí, tampoco puede falta un buen análisis de metales pesados y otros contaminantes.

blog-como-elegir-aceite-pescado-perros-gatos-banco-sardinas

3. Debe tener cantidades elevadas de Omega 3

Un aceite de pescado de alta calidad debe contener mínimo un 30% de Omega3.

¡Y no cualquier Omega 3!

Dentro de los Omega 3, nos interesan especialmente las cantidades de EPA y DHA, ya que son del tipo esencial para nuestros perros y gatos, es decir, los que ellos mismos no pueden producir de manera natural.

Para averiguarlo, solo hay dos maneras. La primera, que venga en el envase. La segunda es preguntarlo al fabricante. Si no te lo saben decir, nuestro consejo es que no lo compres.

4. Debe contener Vitamina E natural

Los ácidos grasos esenciales tienen una desventaja: son inestables y se oxidan tanto en su recipiente como en el cuerpo de nuestros compañeros.

Por ello, es imprescindible servir un aceite de pescado con Vitamina E natural añadida (un 1%) para inhibir esta oxidación de lípidos.

Lo deberías encontrar en el apartado Aditivos Nutricionales y, preguntando a la marca, debería confirmarte que es de origen natural.

5. El recipiente debe ser el adecuado

Los ácidos grasos esenciales son hipersensibles al calor, a la luz y al aire, por lo que la forma de mantenerlo es crucial.

  • Las botellitas son mejor si están hechas de cristal ya que aisla más del aire y por tanto de la oxidación. Además, no desprende sustancias que se mezclan con el aceite, como ocurre con los envases plásticos.
  • Evita comprar aceites en recipientes transparentes - estos dejan pasar la luz ultravioleta y, sin duda, presentará mayor oxidación, volviéndolo rancio.
  • Compra botellas pequeñas o cápsulas para que te duren 30-60 días.
  • Evita recipientes con pulverizadores. Estos dejan entrar el aire dentro al pulverizar aumentando el nivel de oxidación.

blog-como-elegir-aceite-pescado-perros-gatos-botella

6. Tiene que oler bien

La prueba del algodón - huélelo.

Tu aceite de pescado no debería oler fuerte (ni siquiera a pescado) sino más bien a mar.

Si huele fuerte, es más que seguro que se haya oxidado y los beneficios que aportaba ya se han ido completamente y es mejor tirarlo.

7. Debe provenir de fuentes honestas y trazables

Cualquier fabricante debería darte toda la información que le pides sobre el producto.

Desde el nivel de Omega 3 hasta los niveles de metales pesados, pasando por el método de extracción.

Si percibes que hay desconocimiento o resistencia a compartir la información ¿cómo puedes estar seguro/a de que el producto es lo que dice ser?

8. Debe tener un precio acorde

Un buen aceite es difícil que tenga un precio barato y, al mismo tiempo, no debería ser un artículo de lujo.

Si el aceite es bueno (porque eres capaz de comprobar los puntos anteriores), es muy posible que no tengas que usar tanto aceite en sus comidas e incluso te cunda más que un aceite más barato que además no te da todas las garantías.

 

Bueno, esperamos que estos consejos os ayuden a elegir lo mejor para vuestros pequeños. Hay buenos aceites en el mercado pero es necesario abrir bien los ojos.

En Puromenu hemos desarrollado un aceite de pescado siguiendo especialmente estas directrices. Si quieres comprar un buen aceite de pescado para la dieta de tu pequeño y no has encontrado aún el producto que quieres, puedes darle una oportunidad. Creemos que te quedarás muy contento/a :-).

 

Este artículo es propiedad de Puromenu. Si estás interesado/a en usar su contenido, por favor, escríbenos a info@puromenu.es

Imágenes por cortesía de Wildduckface158 (Flickr) - margenauer (Pixabay)