Omega 3 para tu perro: te ponemos al día julio 9, 2021 12:31

omega 3 para perros guia definitiva

 

 

Entre los alimentos naturales que puedes dar a tu perro tienen una importancia vital las grasas.

 

 

Y de entre las grasas, hay un grupo muy importante que son los Omega 3.

 

 

Tanto si los aportas con su dieta como si das vía un complemento, no puedes perder los Omega 3 de vista.

 

 

¿Por qué?

 

 

Porque el Omega 3 es uno de los componentes esenciales que más beneficios y salud puede traer a tu perro.

 

 

En este artículo te contamos todo lo que la ciencia dice de este superalimento, dónde encontrarlo y qué puedes hacer para beneficiaros...

 

 

Empezamos!

 

 

¿Qué es el Omega 3?

 

Los Omega 3 son ácidos grasos esenciales, es decir, no los puede producir el cuerpo de nuestro perro y los debe tomar con su alimento.

 

Pertenecen, junto a los Omega 6, a las grasas poliinsaturadas (las llamadas PUFA) y pueden ser de 3 tipos: 

 

  • ALA (Ácido Alfalinoleico)
  • EPA (Ácido Eicosapentaenoico)
  • DHA (Ácido Docosahexaenoico)

 

Omega 3 EPA DHA para perros

 

Está comprobado que nuestros perros pueden fabricar EPA y DHA a partir de ALA, por lo que en particular prestaremos mucha atención a los dos primeros y estaremos atentos al contenido de EPA y DHA de los complementos de Omega 3.

 

 

¿Por qué es el Omega 3 importante para mi perro?

 

Tanto los Omega 3 como los Omega 6 pueden controlar las hormonas, y las hormonas a su vez tienen muchísimas funciones en el cuerpo.

 

 

De manera reumida, ambos componentes trabajan de manera conjunta, mientras el Omega 6 contribuye a la inflamación (que puede ser importante en algunos procesos como combatir infecciones), el Omega 3 hace lo propio con la desinflamación.

 

 

Los dos son importantes y deben estar de alguna manera balanceados. Si no es así, habrá procesos de inflamación o desinflamación descompensados.

 

 

Entonces, ¿por qué hablamos más de los Omega 3 que de los Omega 6?

 

 

Porque da la casualidad que la mayoría de alimentos excepto unos pocos seleccionados, son más ricos en Omega 6 y esto hace que, normalmente, cuando tratamos de balancearlos, es necesario añadir Omega 3 a la dieta.

 

 

¿Pero no se supone que los alimentos naturales son, por lo general, balanceados? También en ácidos grasos ¿no?

 

 

En efecto, así es, pero solo los que crecen en la naturaleza, de manera salvaje. Así, por ejemplo, el pollo y la ternera de granja contienen menos Omega 3 que el ciervo o el faisán.

 

 

Y no hablemos de los cereales, principal componente de muchos piensos. En ellos el contenido de Omega 6 es muy superior al de Omega 3.

 

 

Por esta razón, si usamos ingredientes comunes para la dieta de nuestros perros (como BARF) o, sobre todo, si le estamos dando pienso u otros procesados, añadir Omega 3 será de vital importancia.

 

 

Mantener los Omega 6 muy altos en relación a los Omega 3 provocará inflamación continua que derivará en problemas como la artritis, alergias, IBD y más.

 

 

Y al contrario, si sobredosificamos el Omega 3, podemos causar efectos indeseables en el sistema inmunitario y en la oxidación de lípidos.

 

 

 

Omega 3 ante casos de dermatitis en perros

 

Existen multitud de estudios sobre los efectos antiinflamatorios del Omega 3 en perros (y en humanos!), pero empezaremos con los relacionados con la piel.

 

 

Uno de ellos[1] testeó el uso de aceite de pescado y aceite de linaza en perros con enfermedad prurítica de la piel, que provoca picor y heridas.

 

 

El estudio comprobó la efectividad de los Omega 3 como alternativa a los antiinflamatorios para perros con esta enfermedad.

 

 

En otro estudio clínico[2] se trató a perros con dermatitis atópica temprana y crónica con dosis de aceite de pescado.

 

 

El estado de los perros mejoró siendo mayor el progreso de los perros con condición temprana.

 

 

En otro análisis clínico[1] se añadieron cápsulas de aceite de pescado y de linaza a la alimentación de un grupo de perros y se comparó con un grupo de control.

 

 

Los análisis clínicos de los perros alimentados con Omega 3 mejoraron en comparación y lo hicieron en mayor medida (ante la misma cantidad ingerida) los que tomaron el aceite de pescado que los que tomaron la linaza.

 

 

Esto sugiere que los perros absorben mejor el Omega 3 de origen animal que de aquellos de origen vegetal.

 

Perro jugando Omega 3 sano

 

Omega 3 como ayuda para perros con problemas del corazón

 

Los perros con insuficiencia cardiaca tienen en general bajas concentraciones de EPA en su plasma[3] independientemente de la enfermedad que lo provoque.

 

 

En este estudio[3], se trató con aceite de pescado a un grupo de 28 perros con insuficiencia cardíaca crónica estable seguida de cardiomiopatía.

 

 

Los resultados en los perros que tomaron el aceite de pescado vieron reducida la inflamación, se mejoró la caquexia y reducción de citoquinas inflamatorias.

 

 

Otro estudio[4] confirmó las propiedades antiarrítmicas del Omega 3 en perros con problemas coronarios.

 

 

Y hay más pruebas de que los Omega 3 pueden ayudar en casos de cardiomiopatía ventricular[5] e incluso en casos de anorexia inducida por la falta de apetito producida por problemas cardíacos.

 

 

Los Omega 3 para perros con problemas renales

 

Existen estudios[6] sobre grupos de perros que sufren una enfermedad renal crónica, cuando posteriormente un subgrupo fue sometidos a dietas ricas en Omega 3 se comprobó que la limpieza de creatinina exógena era mayor que en otros grupos de control y que la relación proteína-creatinina era la más baja.

 

 

En otro estudio se va incluso más allá[8]comprobando que el efecto antioxidante del Omega 3 es renoprotector.

 

Perro problemas renales

 

Omega 3 para problemas de osteoartritis y articulaciones en perros

 

Mantener la inflamación controlada es crítica para controlar la respuesta de los condrocitos a una lesión y consecuente artritis.

 

 

Estudios[9] al respecto han demostrado que los Omega 3 pueden influir positivamente en la gestión del dolor de casos de osteoartritis.

 

 

En otro estudio realizado en 18 clínicas [10] se comprobó que perros tratados con dosis de aceite de pescado eran más propensos a levantarse desde una posición de relajación y en actividades de juego.

 

 

Otros estudios en esta línea han comprobado reducción de la desgana y mejoras en ejercicios con pesos en grupos de perros tratados con Omega 3.

 

perro comiendo pescado por el omega 3

 

Omega 3: imprescindibles para el buen desarrolo de los cachorros

 

Los ácidos grasos de cadena larga son esenciales para el apropiado[11] desarrollo retinal y neuronal de los mamíferos.

 

 

En este estudio se observaron los cachorros de perras alimentadas con distintas dosis de ácidos grasos de origen vegetal y marino durante la gestación y lactancia.

 

 

Los perros nacidos de las madres con el tratamiento de Omega 3 demostraron mejor desarrollo visual tanto en rendimiento como en sensibilidad ocular (con menor luz) que el grupo de cachorros sin tratamiento.

 

 

En estudio: Omega 3 para casos de IBD en perros

 

Se ha hablado de la posibilidad de que los Omega 3 puedan ayudar a gestionar la inflamación de intestino (IBD) e incluso se han recomendado dosificaciones por las que empezar.

 

 

Sin embargo, aquí todavía hacen falta estudios sólidos que prueben este beneficio.

 

 

 

En estudio:  función cognitiva, salud neurológica y agresividad

 

Existen todavía más casos impresionantes, como un estudio[12] que se enfocó en averiguar si los Omega 3 de la dieta pueden inducir cambios en el comportamiento.

 

 

Se preguntó a los dueños de 146 perros con síntomas de envejecimiento sobre la evolución de su perro en 16 distintos marcadores después de enriquecer su comida con Omega 3 durante 60 días.

 

 

 

Las mejoras se observaron en 14 de los 16 marcadores y en particular se apreciaron ganancias en agilidad, reconocimiento de familiares y reconocimiento de otros animales.

 

 

 

La agresividad es otro de los factores de comportamiento que se ha puesto bajo el test de la dieta rica en Omega 3.

 

 

 

En un estudio[12] sobre 18 pastores alemanes que tenían diagnosticado como única disfunción la agresividad, se somprobó, comparándolos con otros pastores alemanes normales, una relación Omega 6 a Omega 3 más elevada.

 

 

 

Esto sugiere que este desbalance podría estar relacionado con el comportamiento agresivo de algunos perros, pero para saber si la suplementación de Omega 3 es suficiente para corregirlo hacen falta más estudios.

 

 

 

Otros beneficios observables de los Omega 3 en perros

 

Los dueños de muchos perros comparten el cambio en el brillo en el pelo de sus perros así como un manto más resistente e impermeable

 

 

También es comprobable un aumento de los niveles de energía, ya que al fin y al cabo, los Omega 3 tienen un alto valor calórico.

 

 

alimentos que contienen omega 3 para perros

 

 

¿Qué alimentos contienen Omega 3?

 

Lo ideal sería elegir alimentos que ya lo contengan de manera natural. Los mejores alimentos que pueden ser fuentes de Omega 3 para tu perro son:

 

 

Mayor contenido:

 

  • Pescado. No hace falta dar aceite de pescado si ya aportas pescado a su dieta. Idealmente pescado azul y pequeño.

 

      • Aceite de pescado (azul o salmón son los más comunes).

       

          • Aceite de linaza y el lino. No es muy recomendable para nuestro propósito.

           

              • Carnes. En especial las salvajes como el ciervo, liebre, faisán

               

              • Vísceras

               

                   

                   

                  Menor contenido:

                   

                  • Aguacates

                   

                    • Kéfir

                     

                      • Yema de huevo

                       

                      • Espinaca

                       

                      • Coles de Bruselas

                       

                      • Judías

                       

                      • Nueces

                       

                      • Algunas semillas como la Chía

                       

                       

                      ¿Cuánto Omega 3 debo dar a mi perro?

                       

                      La ventaja de dar Omega 3 es que se puede incluir a diario en la dieta y es más bien difícil sobredosificarlo.

                       

                       

                      Si utilizas un buen aceite de pescado, la cantidad sería 1 o 2 cucharaditas de postre al día por cada 10 kilos de peso de tu compañero.

                       

                       

                      ¿Cómo elegir un buen aceite de pescado para mi perro?

                       

                       

                      El mercado está lleno de opciones para mejorar la cantidad de Omega 3 en la comida de tu perro, pero no todas son buenas.

                       

                       

                      En general, te interesará:

                       

                      • Que te garanticen las cantidades de EPA y DHA
                      • Que la materia prima sea lo más natural posible
                      • Que el proceso de extracción sea lo menos agresivo posible
                      • Que se mantenga bien en el recipiente sin perder propiedades

                       

                      Si te interesa conocer los detalles, aquí puedes leer un artículo entero sobre cómo elegir un buen aceite de pescado

                       

                       

                      Conclusiones

                       

                      Los ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 son fundamentales para nuestros perros a cualquier edad.

                       

                       

                      En particular, es importante la relación que existe entre ellos, siendo esta por lo común desbalanceada por cuanto la mayor parte de los alimentos que componen su dieta diaria son mucho más ricos en Omega 6 que Omega 3.

                       

                       

                      Idealmente, un alimento completo debería cubrir estas necesidades. Te recomendamos que lo confirmes leyendo los envases y, si no lo encuentras, que te pongas en contacto con tu marca de alimento. 

                       

                       

                      Si no estamos seguros, se abre el debate a la necesidad de incluir Omega 3 en la dieta de nuestros perros de manera regular, para esto tienes productos naturales y complementos.

                       

                       

                      El uso de Omega 3 para el tratamiento de desordenes clínicos está ampliamente documentado para casos de dermatitis, problemas del corazón, problemas osteoarticulares y muchos más. 

                       

                       

                      Y esto es el principio, aplicaciones en casos de IBD e incluso cáncer están siendo el objeto de estudios en la actualidad.

                       

                       

                      También es comprobable en muchas áreas que sus propiedades no son solo curativas/correctivas sino también preventivas.

                       

                       

                      Pues aquí lo tienes, ya no tienes excusa para añadir alimentos con Omega 3 o un buen aceite de pescado o similar a la dieta de tu perro.

                       

                       

                      Estará mucho más sano y te lo agradecerá con todo su amor!

                       

                       

                       

                      Referencias
                      1. Logas D, Kunkle GA. Double-blinded crossover study with marine oil supplementation containing high dose eicosapentaenoic acid for the treatment of canine pruritic skin disease, 1994
                      2. Abba C, Mussa PP, Vercelli A, et al. Essential fatty acids supplementation in different-stage atopic dogs fed on a controlled diet, 2005
                      3. Mueller RS, Fieseler KV, Fettman MJ, et al. Effect of omega-3 fatty acid on canine atopic dermatitis, 2004
                      4. Freeman LM, Rush JE, Kehayias JJ, et al. Nutritional alterations and the effect of fish oil supplementation in dogs with heart failure, 1998
                      5. Meydani SN, Endres S, Woods MM. Oral (n-3) fatty acid supplementation suppresses cytokine production and lymphocyte proliferation, 1991
                      6. Smith CE, Freeman LM, Rush JE, et al. Omega-3 fatty acids in boxer dogs with arrhythmogenic right ventricular cardiomyopathy, 2007
                      7. Brown SA, Brown CA, Crowell WA, et al. Beneficial effects of chronic administration of dietary omega-3 polyunsaturated fatty acids in dogs with renal insufficiency, 1998
                      8. Brown SA. Oxidative stress and chronic kidney disease, 2008
                      9. Lascelles BDX, King S, Roe S, et al. Expression and activity of COX-1 and 2 and 5-LOX in joint tissues from dogs with naturally occurring coxofemoral joint osteoarthritis, 2009
                      10. Roush JK, Dodd CE, Fritsch DA, et al. Multicenter veterinary practice assessment of the effects of omega-3 fatty acids on osteoarthritis in dogs, 2010
                      11. Long-Chain (n-3) Polyunsaturated Fatty Acids Are More Efficient than Linolenic Acid in Improving Electroretinogram Responses of Puppies Exposed during Gestation, Lactation, and Weaning, 2005
                      12. Dodd CE, Zicker SC, Jewell DE. Can a fortified food affect behavioral manifestations of age-related cognitive decline in dogs?, 2003
                      13. Re S, Zanoletti M, Emanuele E. Aggressive dogs are characterized by low omega-3 polyunsaturated fatty acid status, 2008
                      14. Dogsnaturally. Ultimate guide of fats in dogs
                      ¿Sabes lo que es la Dieta BARF? Te lo contamos todo