Las 5 claves de la alimentación natural para los cachorros Octubre 6, 2015 18:31 4 Comentarios

alimentacion natural para cachorros y gatitos

Mucha gente que da alimentación natural a sus perros y gatos a menudo tienen dudas de seguir con ella cuando acogen o adoptan un cachorro. Estas dudas suelen tener que ver con que piensan que pueden olvidar algo necesario o que los cachorros necesitan una dieta especial. Con este blog me gustaría ayudaros a superar estos miedos y explicaros como alimentar a vuestro nuevo inquilino en casa.

1. El destete de los cachorros

Normalmente las perras o gatas dejan a sus cachorros beber como mínimo hasta la cuarta o quinta semana y esto debería ser así siempre. La lecha materna es el alimento más sano y natural que hay.

Hasta la octava semana se puede dejar a los cachorros beber leche, siempre que la mama está sana y no demasiado delgada, pero podemos empezar a ofrecer carne a los cachorros a partir de la 4ª semana de su vida.

Reconoceremos el momento correcto en cuanto los cachorros tengan interés en la comida de su madre. Algunas perras empiezan a vomitar su comida para los cachorros, si eso ocurre, es una señal clara de que podemos empezar con dieta natural.

Hay dos maneras de empezar con la carne, se puede dar triturada muy finita (mejor para los gatitos) o en un trozo muy grande para los perritos. El trozo tiene que ser tan grande, que no hay manera de engullirlo; tendrá el efecto que se produce en las camadas donde los cachorros aprenden comer en grupo y empiezan a usar sus dientes. Desde la 4ª hasta la 6º semana es suficiente darles 2 a 3 veces al día cantidades pequeñas, porque aún beben leche.

Puedes ofrecerles cualquier tipo de carne, pero es mejor no mezclarlas mucho en las tomas, mejor una fuente de proteína en cada toma. También es importante que los cachorros no terminan las comidas con estómagos súper llenos, es mejor que estén satisfechos, pero no saturados. Un cachorro bien alimentado juega después de comer y no se tira para dormir. Si se duerme enseguida, sin duda ha sido demasiada comida y tendríamos que bajar la cantidad.

Otra cosa que podemos ofrecerles es queso fresco o yogur. A partir de la segunda semana con carne podremos empezar a introducir otros componentes como verdura, fruta, hierbas y aceite. Y se puede probar también con huesos. Es importante que sean huesos suaves como alitas de pollo o cuellos de pollo o pavo.

A partir de la 7ª semana se debería subir la ración de los cachorros al 100% de sus necesidades. Hasta la 8ª semana, cuando los cachorros estén destetados, ya pueden alimentarse 100% de la alimentación natural.
Para entonces, debemos mezclar ya la verdura y fruta en puré y recomiendo usar máximo 4 frutas o verduras a la vez. En esta fase hay que asegurar que coman suficientes huesos para su necesidad de calcio. Los huesos deberán ser tan grandes que los cachorros no puedan trágarlos enteros o habrá que triturarlos. Y ojo: ¡los huesos siempre tienen que ser crudos, cocidos son muy peligrosos!

2. Cambiando la alimentación al cachorro en su nueva casa

Si habéis cogido un cachorro, dependerá de la alimentación de los criadores, la perrera o las personas que han tenido la camada. Lo mejor sería que los cachorros se hubieran destetado ya con alimentación natural, pero lo normal es que le hayan dado lata o pienso. Casi nunca es un problema grande cambiar el cachorro a una alimentación natural, ya que su sistema digestivo se adapta bastante rápido. Así, hay que intentar hacer la transición rápida, dejarles llegar a casa y ofrecerles un poco de carne triturada. Es recomendable esperar unos días para los huesos grandes, mejor si es hueso triturado hasta que su estómago se haya adaptado.

3. Las necesidades de los cachorros

alimentacion natural para cachorros y gatitos
La frecuencia de alimentación de un cachorro es un poco diferente a la de un adulto. Los pequeñitos deberían comer 3 o 4 veces al día en cantidades pequeñas y es normal tener que re-calcular las cantidades todas las semanas, porque están creciendo muy deprisa. En realidad, no hay una alimentación muy especial para ellos, porque los cachorros de lobo o de gatos salvajes no tienen disponibles otros alimentos distintos a los de los adultos, sólo la cantidad proporcional total es mucho mas grande. Un cachorro necesita entre 4 a 8% de su peso corporal de comida (contando carne, verduras y huesos). En algunos casos hasta 10% de su peso actual.

El plan para las comidas puede ser el siguiente: por la mañana verdura, productos lácteos y cereal (si tú quieres), al medio día y por la tarde verdura con carne y vísceras; por la noche huesos carnosos como cuellos de pollo etc.

Si el plan contiene cereal, deberías dar un 30% de verduras, frutas y cereal y un 70% de carne, vísceras, productos lácteos, huevos y huesos carnosos. Si quieres alimentar al cachorro sin cereal, deberá ser un 20% vegetal y 80% cárnico.

En los gatitos será un plan sin cereal y estos podrán comer tanto como quieran durante un mínimo tres comidas al día. Deberían comer 65–80% de carne y vísceras, 10-15% de grasa, 9-15 % de huesos carnosos y 3-5% de vegetales.

A partir de la 16ª semana, los cachorros empiezan con el cambio de los dientes. En este momento, contrariamente a lo que nos hacen creer las marcas comerciales, nuestros cachorros tampoco tienen distintas necesidades alimenticias. Con un 10 a un 15% de huesos carnosos en la dieta tienen suficiente calcio para su metabolismo. Durante esta etapa, los perritos tienen mucho interés en morder, así se puede dar huesos recreativos como rodilla de ternera para que se puedan cansar y ayude en el cambio de los dientes.

4. Alimentando de forma natural al perro o gato joven

Después del cambio de los dientes nuestro cachorro es casi un adulto. Ya tiene mínimo unos seis meses y un 75% de su peso corporal futuro. Su fase de crecimiento ya está cercana a su fin. Así tendremos que bajar la cantidad de comida de nuestro perro a unos 4-6% de su peso corporal.

En el caso de los gatitos, hasta los 12 meses pueden comer las cantidades que quieran comer.
Siempre hay que observar si el perro o el gato están bien de peso, no demasiado delgados ni gorditos. Es importante que miremos esto, ya que un perro joven con kilos de más tiene luego muchos problemas de salud.
En cuanto a la regularidad, para los perros podemos bajar de 3 o 4 comidas a dos, una por la mañana y otra por la tarde. También podemos probar con huesos más grandes, siempre teniendo en cuenta el tamaño del perrito. Pero ya tienen sus dientes y pueden roer y morder bien.

5. Suplementos en la alimentación de los cachorros o jóvenes

La espirulina es rica en minerales, vitaminas y proteínas. Es muy buena para el crecimiento, para el pelaje y la piel. Las algas marinas contienen minerales y yodo, que es importante si no les podemos dar sangre fresca. El extracto de mejillón verde es muy recomendable en perros de raza muy grande, ya que ayuda a un crecimiento sano y con articulaciones fuertes.

El aceite de salmón o de pescado es una fuente de Omega 3 y no debería faltar en la alimentación de los cachorros. También se les puede dar pescado una vez a la semana sin problemas.

En fin, la alimentación de nuestros pequeñitos como habéis visto, no es tan difícil. Es importante  tener un plan de alimentación y como siempre de tener una variedad en la dieta. Espero que os animéis a alimentar a vuestro cachorro con alimentos naturales, ya que van a crecer mucho más sanos aunque también más lentos, que es mejor para sus huesos y articulaciones. Vais a tener un cachorro fuerte, sano y con muchas ganas de explorar el mundo.

Todos los productos necesarios para una buena alimentación de tu cachorro las tienes disponibles en Puromenu, donde, por supuesto puedes contactarnos para cualquier duda.

Doris es nutricionista canina y felina certificada en Puromenu.
di no al pienso para perros

Foto gracias a Lisa L Wiedmeier