La dieta natural en casos de inflamación del intestino 25 de Agosto de 2015 22:37 10 Comentarios

pienso natural para perros

Una inflamación del intestino puede causar muchas molestias a tu perro y, dependiendo de en qué zona se encuentre el problema, puede puede dar lugar a diferentes complicaciones.

Si el problema está en el intestino delgado estos son los síntomas que deberíamos poder identificar:
  • Vómitos
  • Ruidos fuertes en las tripas
  • Intranquilidad en la noche
  • Miedos, sensibilidad a los ruidos
  • Bajada de peso
  • Pelo sin brillo

Si la inflamación se está dando en el intestino grueso, estos son los síntomas visibles (y audibles!):

  • Intranquilidad
  • Ruidos en las tripas
  • Dolores de estómago
  • Diarreas
  • Heces muy pequeñas
  • Heces con sangre o mucosidad 
Las inflamaciones del intestino necesitan siempre de un veterinario que maneje la enfermedad, pero la condición se puede ayudar con la alimentación y suplementos. Lo primero y más importante a tener en cuentaes que no es recomendable dar ningún tipo de carbohidrato o cereales, es mejor darle una dieta sin cereales de ningún tipo. Los cereales en general son difíciles de digerir y hacen que el intestino trabaje más que lo que debería. Además, en el caso de la inflamación del intestino casi siempre hay un trastorno en la digestión de carbohidratos que puede llegar a causar diarreas agudas.

El arroz hervido que tanto conocemos y usamos para cortar diarreas no es recomendable aquí, porque el arroz absorbe por lo general agua quitándosela al cuerpo que, con las diarreas, ya pierde mucha. También recomendable bajar la cantidad de grasa, porque un exceso puede causar inflamaciones. La grasa es importante en la dieta de nuestros perros pero hay que andar con ojo. Idealmente, en la dieta natural la cantidad de grasa debería ser del 15 al 25% de la parte cárnica. Para un perro con inflamaciones intestinales será recomendable bajar a una proporción del 10 al 15% de grasa (una vez más, de la parte cárnica, no del total).

Otra medida que puede ayudar a aliviar el cuadro es darle sólo una o dos fuentes diferentes de proteína y no añadir muchos componentes a la dieta.
Tweet: El arroz hervido que tanto conocemos y usamos para cortar diarreas no es recomendable en perros.
Las carnes que aconsejo en estos casos son el conejo, el pavo o el pescado (este último sólo una o dos veces por semana). Otra fuente proteica muy buena son los huevos o los productos lácteos como el yogur o el kéfir.

También se puede ayudar complementando con potasio. Los alimentos ricos en potasio son:

 

  • Las alcachofas
  • El brócoli
  • El plátano
  • Las espinacas
  • El boniato

pienso natural para perros
Otras frutas, como la papaya o la piña pueden ayudar con sus enzimas, ya que contienen papaína y bromelina. Uno de los efectos producidos por la inflamación del intestino es que no hay suficientes enzimas para la digestión de los diferentes nutrientes y estos acaban fermentando demasiado rápido.

Con las diarreas que acompañan la inflamación del intestino hay una falta del bacterias buenas, este desequilibrio lo podemos combatir suplementando con pre- o probióticos.

Una de las mejores decisiones que podemos tomar sea cual sea el caso que aqueja a nuestro perro o gato es averiguar la causa de de la inflamación, que puede provenir de una alergia o una intolerancia. Si sospechamos que puede esta la razón, podemos optar por empezar una dieta de exclusión para encontrar los alimentos que causan problemas a nuestros perros y poder eliminarlos. Otra causa común puede ser la mucosa del intestino; si no está sana y no puede reaccionar frente a antígenos que entran en el cuerpo, puede provocar inflamaciones.

pienso natural para perros
En general, en estos casos es interesante darle todo triturado y evitar los huesos, complementando las comidas con huesos triturados o harina de huesos y dar una dieta fácil de digerir con menos fibra, proteínas de calidad y muy rica en nutrientes, porque, debido a la inflamación, es más que probable que el cuerpo no pueda absorber todos los nutrientes de la comida. Otra opción con la que no fallaremos es con suplementos como espirulina que es muy rica en minerales y vitaminas.

Bueno, aquí tenéis algunas maneras de ayudar de manera natural a esta condición tan especial, eso sí, siempre de la mano de las pruebas y consejos veterinarios oportunos para evitar complicaciones y tratar la enfermedad.  


Doris Rämisch es nutricionista certificada para perros y gatos en Puromenu



Foto gracias a Paul Chaloner