Mito BARF III: las dietas BARF no suplen todas las necesidades nutricionales de nuestras mascotas 28 de Febrero de 2016 12:52 4 Comentarios

dieta barf versus pienso para perros y gatos

En esta nueva entrega os hablaré de otro de los falsos mitos más utilizados para desacreditar las dietas crudas o BARF, en este caso, utilizando el miedo.

Sin embargo, antes de contaros de este “bulo” y su origen, permitidme comentaros algo sobre mi experiencia profesional; a mediados de los años 90 trabajaba como técnico del laboratorio francés Rhône Merieux (actual Merial), entre mis responsabilidades se encontraban no solo el apoyo técnico/científico de los productos propios del laboratorio, sino de aquellos que distribuíamos completando nuestro portfolio; entre dichos productos se encontraban las dietas Royal Canin, dado que por aquel entonces dicha empresa no contaba con una estructura consolidada en nuestro país.
Este comentario lo hago en especial porque conozco a la perfección el mensaje que los fabricantes de piensos extrusionados intentan colocar en el mercado. También conozco los distintos talones de Aquiles de dicha estrategia y, por otra parte, conozco las características de la nutrición Barf, en sus siglas españolas ACBA o alimentación cruda biológicamente apropiada.

Vaya por delante que en ningún caso os diré que la alimentación ACBA es un “bálsamo de fierabrás” dado que debe, como toda alimentación, adaptarse individualmente a las necesidades de nuestras mascotas, pero con mucho, como a continuación iré desgranando, otorga una serie de ventajas que ni de lejos cumple la alimentación tradicional en forma de pienso extrusionado.

1. La alimentación cruda supone un riesgo de contaminación parasitaria

Esta afirmación es para mí especialmente dolorosa, cuando procede de compañeros veterinarios, porque supone en la práctica no solamente utilizar un argumento no fundamentado en la actualidad (posiblemente fuese cierto hace 50 años), sino que tira por el suelo el trabajo de cientos de veterinarios que inspeccionan las líneas de sacrificio de los distintos mataderos españoles.

Debo añadir y no es corporativismo (existen muchas felicitaciones oficiales por parte de las autoridades sanitarias europeas) que contamos en España con posiblemente el mejor sistema de control sanitario en matadero de la UE, lo cierto es que no es debido a ser mejores veterinarios que el resto, sino fundamentalmente a la crisis de la COLZA, con más de 1.500 muertes directas e incontables afectados, que afectó a nuestro país en los 80 y que provocó la creación de estructuras técnicas nacionales copiadas en Europa a mediados de los 90 tras la crisis de las “vacas locas”.

Logicamente los fabricantes de piensos garantizan no provocar ningún tipo de contaminación parasitaria, esto igual que con la alimentación BARF es completamente cierto , quizás se olvidan mencionar que en buena parte es debido al proceso térmico de fabricación del pienso que no solo destruye cualquier posible parasito, sino también muchas vitaminas, proteínas terciarias, etc.

2. La alimentación cruda es pobre en calcio/ fósforo

A menudo no hay peor mentira que una verdad a medias; dicha aseveración podría ser cierta si los fabricantes BARF, como podría ser Puromenu, recomendasen tan solo alimentar a perros y gatos con partes relativamente más pobres en calcio, como las carnes de músculo.

Lo cierto es que la recomendación apunta a dietas variadas con distintos niveles de calcio, e incluso huesos como las “alitas de pollo” donde aproximadamente el 50% son sales minerales. Este comentario tiene su origen en que los fabricantes de pienso no pueden ofrecer en su catálogo productos como el anteriormente mencionado, debiendo recurrir a compuestos aditivos de distinta dureza que intentan reproducir la funcionalidad que otorga premiar a nuestra mascota con un hueso con carne adherida y cartílago limpio, es decir con altos niveles de condroitín-sulfatos.


3. La alimentación cruda supone un riesgo de proliferación de agentes patógenos bacterianos.

Esta aseveración podría llegar a ser cierta en casos donde el propietario cocinase en su domicilio todos los menús que sirve a su mascota. Sin embargo, dista mucho de la realidad, ya que muchos de los proveedores BARF, directamente ultracongela en el propio matadero las carnes y menús que a posteriori se sirven.

En cualquier caso, este comentario no deja de encerrar en sí mismo la parte oscura de la alimentación seca, que consiste en no especificar en prácticamente ningún caso el origen de las harinas de carne que utilizan en sus formulaciones, nunca queda claro cuando se refieren por ejemplo a que utilizan carne de pollo, si se refieren a las patas, cabezas e incluso plumas.

Además, en ningún caso informan sobre los riesgos sanitarios derivados de la fabricación de dichas harinas como son:
  • Riesgo de mico-toxinas
  • Riesgo de COP (contaminantes orgánicos persistentes) como las Dioxinas
dieta barf perro lobo

4. La alimentación cruda no es suficiente para cubrir las necesidades alimentarias básicas a diferencia de los piensos que sí lo hacen gracias a que están suplementados.

De nuevo volvemos a un argumento deliberadamente inexacto, ya que en primer lugar nuestras recomendaciones llevan el aval de un profesional que junto con el propietario de la mascota evalúan las necesidades de esta. Por otra parte siempre promovemos una dieta variada fundamentada en productos de calidad; ¿acaso alguien pone en duda que cuando recomendamos hígado troceado no pensamos que estamos suplementando con vitaminas B, Hierro, Cobre, etc?

Por otra parte, algunas personas nos acusan de promover dietas hiper-proteicas, posiblemente olvidan el origen carnívoro de nuestros animales o bien no conocen las recomendaciones individualizadas de los nutricionistas. Pero además y esto ya no es una opinión, ¿conocéis algún caso de lobo, león, tigre etc que haya muerto por desequilibrios nutricionales?, y por último, ¿todavía alguien sigue dudando del parentesco lobo-perro?

El origen de este mal intencionado rumor, reside en que todo fabricante de piensos conoce que en el proceso de fabricación del mismo, el calor destruye muchos micronutrientes, por lo cual deben suplementarlos artificialmente, se trata en cierta manera de hacer de la debilidad una virtud, lo cual puedo llegar a entender, pero no apruebo que sea utilizado como argumentación frente a las dietas BARF.

Estoy seguro que habréis oído/leído muchos otros comentarios similares a los que anteriormente he expuesto, que en cualquier caso estaré encantado de aclararos o solucionaros de una forma exacta, clara y concisa.

Saludos