Prevenir la Displasia de Cadera en perros con alimentación Noviembre 8, 2019 18:33

displasia de cadera prevenir

Post de Pablo Guarnido, veterinario en Puromenu (colegiado 1619).

 

Prevenir la displasia de cadera es posible. 

También lo es aliviar de manera importante los problemas y dolores producidos por distintos tipos de displasia.

Y lo mejor es que puedes hacerlo mediante la alimentación

En este post quiero contarte, sin tecnicismos:

  • En qué consiste la enfermedad
  • Qué puedes hacer para prevenir su aparición
  • Suplementos naturales que tienes a tu disposición para mejorar su calidad de vida

Estos consejos te serán útiles tanto si tienes un cachorro como si tu perro es adulto y ya tiene problemas relacionados con la displasia (de cadera u otra)

Importante: La información que te doy aquí es perfectamente compatible con cualquier tratamiento veterinario para esta enfermedad. Si sigues un tratamiento con medicación, consulta siempre a tu especialista.

 

¿Listo/a? 

 

Pues vamos allá :-)

 

¿Qué es la Displasia de Cadera en Perros?

Se trata de una enfermedad hereditaria, es decir que se transmite genéticamente de padres a hijos, pero que no es congénita, o sea que el animal nace con la cadera sana y es durante la fase de crecimiento cuando van apareciendo una serie de alteraciones.

Estas alteraciones consisten, de forma muy simplificada, en dos fenómenos:

  • Por un lado se produce una elongación (un estiramiento) de las estructuras que estabilizan la articulación como son la cápsula articular, el ligamento de la cabeza del fémur y la musculatura peri articular, dando lugar todo ello a la aparición de inestabilidad. Es como si todo ese tejido y musculatura no sujetaran bien la conexión entre el fémur y la cadera.

  • Por otro lado, se alteran las orientaciones espaciales de los huesos que forman la articulación, es decir, o el femur o la cavidad de la cadera (acetábulo) pierden su forma natural, por lo que el encaje deja de ser perfecto y aparecen los problemas.

Dependiendo de cómo de inestable esté la articulación y de las deformaciones que se hayan producido en el fémur o en la cavidad de la cadera podemos hablar de 4 grados de displasia, desde el grado más leve, Grado I, al más severo Grado IV.
   
Para que la articulación funcione correctamente el cuerpo tiene una sustancia que actúa de cojinete, el cartílago (y también en menor medida el líquido sinovial), que amortigua los impactos que producen la marcha y los saltos, previene el desgaste por rozamiento y permite el movimiento de la articulación.

Cuando existe displasia, es decir, cuando algo empieza a no encajar bien en la articulación, es este cojinete el que sufre las consecuencias, erosionándose y perdiendo su forma y volumen.

Estamos ante la dolorosa consecuencia de la displasia: la Artrosis. 

displasia de cadera perros

Síntomas y posibles causas de la displasia canina

La displasia puede tener muchas causas influenciadas por la genética, la alimentación, desarrollo físico o la propia actividad.

Incluso cuando se trata de transferencia genética, la enfermedad no se desarrolla de inmediato y hay varios genes involucrados, por lo que no se puede prever 100% qué perros tendrán displasia, sin embargo, sí nos permite identificar una serie de razas, principalmente medianas y grandes, con predisposición:

  • Pastor Alemán
  • Terranova
  • San Bernardo
  • Antiguo Perro Pastor Inglés
  • Rottweiler
  • Golden Retriever
  • Malamute de Alaska
  • Labrador Retriever
  • Samoyedo
  • Gran Danés
  • Mastín Napolitano
  • American Stafford
  • Carlino
  • Bulldog Francés
  • Basset Hound

La manera en que recomiendo estar atento/a como dueño/a es, sobre todo de las razas mencionadas, frente a:

  • Cojeras esporádicas de las patas traseras, a veces sólo cuando el perro se levanta después de estar tendido un rato
  • Muestras de dolor al pasear o correr
  • Posiciones extrañas al sentarse o echarse

Si esto ocurre, es interesante visitar al veterinario y hacer una radiografía ya que, si se coge a tiempo, tienes muchas posibilidades de mejorar la vida de tu peque en el futuro.

 

Ayudar a prevenir (y mejorar) la displasia mediante la alimentación 

Una gran parte de los problemas osteo-articulares que he podido ver en mi vida profesional vienen desde la infancia de nuestro animal.

Aún recuerdo como yo mismo de pequeño le daba complementos y pastillas de calcio a mi cachorro porque mi padre decía que así crecería más y que se lo había recomendado su veterinario.

En general, nuestros cachorros deben crecer con su curva normal de crecimiento, ni crecer muy deprisa ni de forma poco balanceada, en particular, hay estudios que alertan de dos costumbres demasiado extendidas:

  • Un exceso de calcio provoca malformaciones óseas y sobre-crecimientos óseos que generan problemas osteo-articulares en el perro adulto. (Goedegebuure y Hazewinkel, 1986)
  • Una alimentación excesiva en cantidad o en aporte energético en la infancia, por ejemplo dejar que el cachorro coma todo lo que quiera, provoca trastornos en sistema locomotor y en displasia de cadera específicamente.(kealy, R.D ., 1992)

Sea cual sea el alimento que le das, siempre es vital controlar muy bien la cantidad de alimento. En particular, si le damos ya un alimento completo garantizado, no hace falta añadir ningún tipo de complemento a su dieta.

Un alimento completo ya debería tener todos los componentes para crear colágeno y reforzar la estructura ósea obligatorios, hablamos de la vitamina A, D, calcio y fósforo, magnesio y nuestro agente antiinflamatorio favorito, el omega 3, con un efecto estudiado y probado en la recuperación de animales con displasia (Knott, Avery, Hollander, & Tarlton, 2011).

Pero donde todo se vuelve más interesante es cuando le damos a nuestro perro un alimento 100% natural y crudo. 

 

La alimentación cruda (dieta BARF) como preventivo de la displasia. Estudios

Fijate en los siguientes resultados de un estudio de la universidad de Helsinki donde se estudian diferentes tipos de alimentación en diferentes estadios de edad (hasta 6 meses y de 6 a 18 meses) de pastores alemanes y su influencia en la displasia de cadera. (Grundström, Hielm-Björkman, & Barrouin-Melo, 2014).

Durante un período de tiempo se encuestaron tanto a dueños de pastores alemanes con displasia como a dueños de pastores alemanes sin displasia acerca de la alimentación y se estableció una correlación, es decir, una relación, entre alimentación y displasia.

En particular, cuanto más cercano el valor a cero, más raro es que un perro que tenga esos alimentos en la dieta presente displasia.

En concreto, los alimentos que presentaban menor correlación con la displasia de cadera eran los ingredientes frescos típicos de una dieta BARF.

correlacion alimentacion displasia de cadera

Las conclusiones son impresionantes:

  • Todos los análisis apuntan en la misma dirección, las comidas basadas en carne cruda parecen reducir la incidencia de la displasia de cadera en Pastores Alemanes en la muestra analizada.

Ante esto, se abren (y se refuerzan) ciertas teorías interesantes:

  • La alimentación cruda o BARF proporciona mayor cantidad de cartílagos de huesos carnosos que proporcionaran a nuestros animales su correspondiente dosis de condroitina, además, en las proporciones naturalmente correctas.

  • La principal fuente de energía en BARF es la proteína y no los carbohidratos. Recientes estudios también informan de que un exceso de carbohidratos en el crecimiento de los cachorros puede tener influencias negativas en la absorción de algunos nutrientes fundamentales en los procesos de osificación como el cobre o el zinc.

  • Las dietas crudas dan lugar a mayor diversidad en la microbiota, lo que mejora notablemente la permeabilidad del intestino y, por tanto, la capacidad de absorción de nutrientes. Se ha estudiado en humanos que la reducción de inflamación intestinal está relacionada con la falta de vitamina K, C y D en el organismo y, por tanto, con episodios de osteo-artritis.

  • Cuado el perro ya es adulto, mantener el peso adecuado es crucial en razas grandes para retardar e incluso evitar la aparición de la displasia, para esto, como sabéis, la dieta fresca es la mejor alternativa. Existen numerosos testimonios de personas que ven a su perro, incluso castrado, acercarse rápidamente a su peso ideal una vez que comienzan con BARF

 

Reducir el dolor y mejorar la calidad de vida de un perro con displasia

      La mejor decisión para reducir síntomas y dolor es, sin duda, cambiar su alimentación a comida cruda o Dieta BARF.

      Esto es sencillo, tanto si decides hacerla tú como si quieres comprar un producto completo. Si tu opción es la segunda, hay empresas que ya se han ocupado de ponértelo fácil.

      Para prevenir y regenerar, además, tienes estas opciones:

      • El Mejillón de Labio Verde: es un molusco muy especial cosechado en Nueva Zelanda con propiedades condroprotectoras y antiinflamatorios impresionantes. Se vende en polvo.
      • Colágeno hidrolizado: ayuda a regenerar el propio cartílago ya que, una vez absorbido, actúa como amortiguador del movimiento. Al escoger pide siempre que el producto venga con sus estudios de aplicación correspondientes.
      • MSM: se trata de un compuesto de azufre muy biodisponible y necesario en muchos procesos biológicos. Tiene efectos antiinflamatorios y analgésicos espectaculares, además, se puede dar durante períodos prolongados y no tiene efectos secundarios. Importante, de nuevo, ir a por productos MSM que tengan sus estudios en regla, preferiblemente OPTIMSM.
      • Cúrcuma: un antinflamatorio natural muy conocido. Preferible que contenga un poco de pimienta negra para potenciar su efecto. Lo puedes comprar en cápsulas o hacerlo tú.
      • Aceite de Pescado con alto contenido de Omega3: imprescindible para incrementar la movilidad y reducir inflamaciones. Aquí, más calidad sí importa, no tengas miedo a invertir si es bueno. Lo que buscas es el mayor contenido de Omega3 posible. Si el fabricante no te lo garantiza o este no está por encima del 15-20% no lo compres. Si no encuentras algo así, prueba con este.

       

      Conclusiones

      La Displasia de Cadera es algo serio y, por desgracia, hay muchos perros propensos.

      Respetar el crecimiento natural reducirá los riesgos de que tenga displasia en el futuro pero, cada vez más, se demuestra que la mejor alimentación para garantizar la presencia óptima de nutrientes y su absorción, así como evitar la obesidad, es la dieta cruda. 

      Si tu perro ya tiene displasia, hay hoy en día muchas herramientas para que lo combatáis juntos.

      Así que mi recomendación no puede ser más clara :-)

      ¿Y tú? ¿Cuál es tu experiencia con la displasia y cómo  podríamos ayudarte desde la dieta natural?

      Si tienes cualquier duda acerca de la alimentación o cómo cambiar tu perro a una dieta natural, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

      Puedes llamarnos o escribirnos por Messenger. Nuestros nutricionistas y veterionarios podrán ayudarte.

       

       

       

      Gracias a Triepke por la fanstástica foto.