Solución casera para vaciar las glándulas anales de tu perro 22 de Junio de 2018 23:44 13 Comentarios

problemas de glandulas anales en perros

Glándulas anales ... un problema muy apestoso con una solución muy fácil y económica.

Hablar de las glándulas anales no es un tema muy agradable, pero es una parte muy importante de la salud de nuestros perros. Si las glándulas anales no funcionan correctamente pueden causar incomodidad e incluso infecciones a nuestro pequeño.

A continuación os enseñamos una forma sencilla y fácil para vaciar, de forma natural, las glándulas anales.

 

Pero antes, una reflexión ...


Si nosotros decidiéramos alimentarnos exclusivamente a base de líquidos (ayunar) durante una semana, lo último que esperaríamos es tener unas heces sólidas, ¿no? Pues eso mismo les pasa a nuestros queridos perros: si solo les alimentamos con comida bajas en fibra…. ¿cómo podemos esperar que a la hora de la verdad tengan deposiciones perfectas?


Para ayudar a las glándulas anales a funcionar correctamente los perros necesitan consumir las cantidades adecuadas de fibra.

Lamentablemente, debido a la falta de buena fibra en la mayoría de dietas caninas, muchos perros tienen que ir al veterinario y que este se las vacíe de forma manual exprimiéndolas para que salga el fluido, lo que no es nada agradable para el veterinario y mucho menos para el perro.
 

La función de las glándulas anales del perro

 

Todos sabemos que los perros marcan sus territorios con la orina, pero lo que no todo saben es que también lo hacen con sus cacas.

Los perros tienen dos glándulas pequeñas a cada lado del ano. Estas glándulas se llenan con un líquido que tiene un olor exclusivo para cada perro.

Cuando tu perro segrega este líquido durante la defecación, se extiende su firma única a través de su caca. Para decirle al próximo perro que pase por allí que ese territorio es suyo.

 

Problemas de la glándula anal

 

Cuando las glándulas anales no se vacían de forma natural durante la defecación se vuelven dolorosas para el perro, les pica o escuece y sobre todo producen muy mal olor. Esto puede conducir a la infección crónica y, en algunos casos extremos, los veterinarios convencionales tienden a extirpar quirúrgicamente las glándulas.

Si ves a tu perro rascarse el culete por el suelo, lamérselo mucho o incluso morderlo, o sentado parece estar incómodo, puede que tenga un problema de glándulas anales.

La razón por la que la dieta juega un papel tan importante en los problemas de las glándulas anales es que los alimentos procesados comercialmente como el pienso e incluso algunos alimentos crudos tienen una falta de fibra importante (principalmente debido a la falta de parte vegetal)

Cuando la dieta contiene la fibra adecuada promueve un buen empuje con amplia expansión del ano durante la defecación, que a su vez ayuda a vaciar las glándulas anales.

perro con problemas de glandulas anales

Vaciado natural de las glándulas a través de la dieta

 

El director de “Augustine Approved” Phivo Christodoulou, creador de millones de recetas para perros, encontró una receta muy sencilla para solucionar este problema de las glándulas anales.

Todo su trabajo empieza con la observación. Al igual que hacemos todos, él observaba diariamente las heces de su perro, que es una buena forma de conocer la salud de nuestros amigos.

Phivo creó una receta vegana puntual rica en fibra, especial para ellos, y se sorprendió al ver que las deposiciones de sus perros eran mucho más grandes en tamaño.

En ese momento se dió cuenta que muchos perros no pueden vaciar sus glándulas con una dieta cruda basada en carne y hueso por una razón muy sencilla: los huesos se disuelven durante el proceso digestivo, así, el calcio sobrante sale en bolitas pequeñas que no expanden el ano de nuestros perros lo suficiente, por lo que no se vacían de forma natural sus glándulas.

Cuando observó esto, hizo varias llamadas a amigos y familiares y les pasó su dieta alta en fibra, para comprobar si pasaba con todos los perros, y así fue, todos los perros consiguieron tener sus glándulas anales en perfecto funcionamiento.
 


Es posible que nos preguntemos, si le damos al perro su dieta natural, ¿cómo es posible que no cumpla la función del vaciado de glándulas de forma natural?. En primer lugar, si preparas la comida con suficiente cantidad de fruta y verdura (la fibra), esto no debería ocurrir.

Si además te preguntas cómo lo hacían los perros en la naturaleza, es posible que tenga que ver con que, en la naturaleza, ellos se comerían la piel, que viene cargada de fibra en forma del pelo de la presa.

Una solución más fácil

 

Su receta de caldo de fibra la podéis usar con vuestros chiquitines tanto si tienen problemas con sus glándulas o como si no tienen ese problema.


Esta receta ayuda a que las deposiciones de nuestro perrete sean un poco más grandes y consistentes y ayuden a las glándulas a vaciarse.


También ayuda a hacerles una limpieza de colon ya que el volumen adicional del desecho estimulará más movimiento de los intestinos y ayudará a que se elimine todos los desechos que contenga el intestino.

Os dejamos un vídeo explicativo de cómo obtener la mezcla perfecta y los ingredientes y cantidades.




INGREDIENTES:

  • 240 ml de caldo de hueso. Para conseguirlo, deja cocer a fuego lento huesos en agua durante un par de horas y reserva. También se puede sustituir por agua de coco si lo prefieres.
  • 2 cucharas soperas de Cáscara de Psyllium (Plantago Ovata)
INSTRUCCIONES:
  • Calentar el caldo de hueso
  • Si en vez de usar el caldo de hueso usas el agua de coco mantenerlo a temperatura ambiente.
  • Usar una cuchara para mezclar los dos ingredientes.
  • La mezcla tendrá una consistencia gelatinosa en minutos
  • Si se usa el caldo de hueso, dejar enfriar la mezcla antes de dársela al perro para que no se queme al comer.
  • Sustituir su segunda comida del día por este caldo de fibra.
  • Alimentar durante 1 o 2 días al perro o hasta que se hayan vaciado por completo las glándulas anales.

 

 

 

  • Cantidad recomendada DIARIA:
    • o Perros pequeños (aprox 12 kilos): el 20 al 25% de la mezcla producida de caldo de fibra
    • o Perros medianos (aprox 25 kilos): un 50% a 60% de la mezcla producida de caldo de fibra
    • o Perros grandes (aprox 50 kilos): el 100% de la mezcla producida de caldo de fibra

Tanto el caldo de hueso como el agua de coco fresca son complementos a la alimentación de nuestros chiquitines, también son alicientes para que el perro coma.

Hay que tener mucho cuidado y seguir al pie de la letra las instrucciones ya que el Psyllium absorbe toda la humedad del tracto digestivo y puede causar estreñimiento.

Si tras hacer esta receta las heces todavía no son lo suficientemente grandes, se puede aumentar de forma lenta y cuidadosa la cantidad de psilium que le damos a nuestros perros hasta que sus glándulas se hayan vaciado por completo.

Y una cosa más ...

Tenemos que supervisar a los perros durante el tiempo en el que están con el caldo de fibra cuando hagan sus deposiciones, ya que muchos perros pueden necesitar ayuda para expulsar las cacas y necesiten que nosotros tiremos de ellas, no es algo agradable, pero qué no haríamos por ellos……

 

Texto original traducido con permiso de: http://www.dogsnaturallymagazine.com/dog-anal-glands-diy-solution/

Puedes encontrar la Cáscara de Psyllium aquí.

Foto de Philhearing y Covert

 

Accede a LA LISTA MAS COMPLETA de frutas, verduras, carne y complementos que tu perro puede comer.