Una solución para las alergias e intolerancias alimentarias en perros abril 17, 2020 20:52

alergias e intolerancias en perros


Si tu perro o gato sufre cada día debido a una alergia o intolerancia alimentaria, no estás solo/a.

 

Todos los días las consultas de los veterinarios se llenan de pacientes que no paran de rascarse, o le salen salpullidos, enrojecimientos o cosas peores y no parecen encontrar la solución, no importa cuantas veces cambien de pienso o cuántas cremas usen.

 

Especialmente a tí, queremos decirte que muchas veces existe solución y, como te explicaremos, podría estar más cerca y ser más sencilla de lo que crees. 



1. ¿Qué es una alergia alimentaria?

 

Aunque llamamos alergia alimentaria a las reacciones adversas de perros y gatos a la ingesta de ciertos alimentos, el término no refleja los motivos por lo que esto ocurre.

 

En general, diferenciamos entre una alergia y una intolerancia alimentaria:

 

  • La alergia se caracteriza por una respuesta inmunológica exagerada a un alimento (o componente) específico.

  • La intolerancia es una respuesta anormal del cuerpo, de naturaleza no inmunológica, que tiene lugar tras la ingestión de un alimento.

    La diferencia más importante entre estos dos procesos es que en la alergia existe una fase de sensibilización.

     

    Esto significa que la primera vez que el alimento entra en contacto con la mucosa intestinal y otros órganos, activa unos procesos que preparan el organismo para que en posteriores exposiciones el alimento libere los alérgenos que provocarán la reacción.



    En el caso de la intolerancia, el organismo sólo necesita entrar en contacto con el cuerpo una vez para que la reacción se produzca.

     

    Las razones de la intolerancia pueden ser varias, por ejemplo, el metabolismo, cuando el cuerpo no produce suficientes enzimas de un tipo (por ejemplo la lactosa), o la presencia de fármacos en la comida, entre otros.


     

    2. ¿Cuáles son los síntomas de alergias e intolerancias?

     
    alergia en perros dermatitis

     

    Las alergias e intolerancias se producen por razones distintas pero los síntomas son bastante parecidos.

     

    Normalmente se muestran en la piel y se pueden dar en animales de cualquier edad.

     

    En los perros los síntomas más habituales (con más o menos virulencia) son:

     

    • Piel roja o dermatitis

    • Alopecia o pérdida de pelo

    • Pruritos, picores y la necesidad de rascarse

    • Costras en la piel

    • Picor en las orejas e infecciones de oido

    • Necesidad de lamerse las patas

    • Patas hinchadas e irritadas

    • Malestar gastrointestinal

    • Picor en el culete

    • Diarreas y/o vómitos

     

    El 10% de los perros con alergia alimentaria presentan también síntomas gastrointestinales como diarreas y vómitos.

     

    La intensidad de la alergia es algo que también varía existiendo perros que conviven con alergias alimentarias durante toda su vida aunque con una sintomatología tan leve que no le damos importancia.

     

    alergia en perros dermatitis

     

    3. ¿Qué provoca alergias o intolerancias?

     

    Existen muchos factores que pueden causar una alergia o una intolerancia alimentaria - estos pueden ser el propio alimento, otras sustancias o incluso pueden provenir del propio procesado.

     

    Algunos de los más conocidos son los siguientes:

     

    • Ingredientes de la comida como ciertas proteínas, ejemplo: la de la soja

    • Alimentos con alto contenido en cereales u otros tipos de hidratos de carbono (por ejemplo guisantes, patatas, arroz)

      • Aditivos de la comida como colorantes, conservantes, grasas añadidas

      • Medicamentos

       

      • Destetar cachorros con piensos no dejando suficiente tiempo para la creación de la "Tolerancia Oral" 

      • Ingredientes transformados debido a altas presiones o altas temperaturas

      • Vacunas

      • Desparasitaciones

        Una de las posibles consecuencias de una alergia o intolerancia es el llamado síndrome del intestino permeable.

         

        Dependiendo de los alimentos que nuestro perro esté tomando, su microbiota (su flora intestinal) puede estar desbalanceada.

         

        Si esto ocurre, las paredes del intestino pueden hacerse permeables dejando pasar contenidos del intestino al torrente sanguíneo.

         

        Aquí, los propios leucocitos interpretan (los agentes defensores) estas sustancias como ajenas, las atacan y se produce el problema, no solo de alergias sino de auto-inmunidad.

         

        Existen algunas pautas que puedes seguir para tratar de corregir el problema.

         

         

        4. A qué tiene alergia mi perro: la dieta de eliminación

         


        Las medidas habituales que los veterinarios toman para determinar si realmente se trata de una alergia o una intolerancia son de bastante sentido común y en muchos casos podemos aplicarlos en casa.



        Debido a su naturaleza, hallar la respuesta es un proceso delicado y lento. 

         

        Aunque se está avanzando mucho en la técnica de análisis de sangre, debido al número de factores y procesos que intervienen la manera más fiable de diagnosticar es comprobar que una vez eliminado el alérgeno (o causa de la intolerancia) en cuestión los síntomas se reducen y desaparecen.

         

        Con este objetivo se establecen las dietas de eliminación.

         

        Cómo realizar una dieta de eliminación

         

        El protocolo establece los siguientes pasos:

         

        1. Primero se descarta la posibilidad de que se trate de infecciones cutáneas y/o digestivas y también de parásitos.

         

        2. Una vez descartado esto, se listan todos los alimentos que componen la dieta de nuestro animal, incluyendo chuches y comidas casuales para posteriormente ir eliminándolos.

         

        3. A continuación se establece una nueva dieta que consista en una fuente de proteínas y grasas (animal) y otra de hidratos de carbono (vegetal) de alimentos que el animal no consuma habitualmente.

         

        Puede tratarse de una proteína animal no común como el canguro, el equino o el conejo más una fuente vegetal no habitual como por ejemplo la yucca o el boniato (aquí puedes obtener algunas recetas).

         

        Este régimen debe sostenerse durante 8 semanas.

         

        4. Si los síntomas (picores, llagas, etc) mejoran o desaparecen, sabemos que estos 2 ingredientes son aptos para nuestro animal.

         

        Si no, habría que elegir otros dos ingredientes y comenzar de nuevo.

         

        5. Si hay mejora, como siguiente paso introduciremos cada dos semanas un nuevo ingrediente (solo UNO!).

         

        Si vuelven los picores entonces sabemos que el ingrediente que acabamos de introducir no es apto para nuestro animal y no se lo volvemos a dar.

         

        6. Los nuevos ingredientes que introducimos son verduras, frutas y suplementos para completar la dieta - permanecemos mínimo 6 meses con una sola fuente animal de proteína. 

         

        pienso para perros

         

        Hallar la fuente de una alergia es todavía más difícil en el caso de un pienso comercial o de una lata porque, en general:

         

        • Hay muchísimos ingredientes en una sola fórmula

        • Contienen más de una fuente de proteína, por ejemplo, pollo con algo más

        • Tienen alto contenido de cereales que, además, cambia de composición en función del precio (hoy es trigo y mañana puede ser cebada)

        • Están cocinados a altas temperaturas y presiones que desnaturalizan los ingredientes y los "transforman"

        • Para compensar las pérdidas de nutrientes introducen altas dosis de aditivos 

          Separar todos y cada uno de estos ingredientes es imposible, y cambiar de alimento es a la vez complejo por la misma razón.

           

          Por tanto, hacer una dieta de eliminación usando un pienso es imposible.

           

           

          5. ¿Cómo ayudan las dietas naturales (BARF) crudas con alergias e intolerancias? 

           

           

          dieta barf sana

           

           

          Una de las razones por las que la gente entra en contacto con las dietas naturales crudas o BARF es a menudo por razones relacionadas con las alergias.

           

           

          El motivo principal es que la única manera de tratarlas es evitar la exposición al alimento en cuestión y para ello necesitas control total sobre lo que come tu perro.

           

           

          Tradicionalmente, una vez diagnosticada la alergia o intolerancia los veterinarios tienen pocas herramientas para aconsejar una dieta apropiada y a menudo prescriben alimentos comerciales que proclaman ciertas propiedades para mantener bajos los efectos (bajo nivel proteico, ingredientes controlados, etc).

           

           

          La verdad es que a menudo estos productos siguen incluyendo colorantes, conservantes e incluso cereales que siguen contribuyendo a los efectos.



          La única manera de estar seguros de lo que nuestros animales comen es preparándolo nosotros ó buscar marcas honestas que muestren en sus etiquetas exactamente lo que llevan .

           

           

          Sin embargo, al hacerlo, hay que estar muy seguros de que lo que les damos es completo y equilibrado; no día a día pero sí en un período razonablemente de tiempo (1-2 semanas).



          Por favor, recuerda que las dietas de eliminación sólo deben usarse durante cortos espacios de tiempo (max. 8 semanas).

           

          Lamentablemente todavía recibimos muchos casos de personas que están dando a sus animales la dieta base de eliminación (por ejemplo potro con patata) durante demasiado tiempo, lo que puede generar en no mucho tiempo problemas mucho mayores que aquellos que pretendemos eliminar.

          Si crees que tu perro sufre de una alergia o intolerancia, o incluso aunque solo lo hagas por mejorar su nivel de salud, las dietas naturales crudas o dietas BARF te pueden ayudar.

           

           

          Ponte en contacto con nosotros y te ayudaremos a dar con la aproximación adecuada.

           

           

          Entre otros productos, puedes elegir uno de nuestros menús mono-protéicos para perros  y probarlos:

          • Son completos
          • No tienen más de una docena de ingredientes
          • No contienen cereales ni legumbres
          • no contienen nada artificial
          • Están cero procesados o calentados

            En muchas ocasiones, cambiar a este alimento completo ya ha provocado mejorías en muchos de nuestros clientes perrunos.

             

            En fin, esperamos que este post te haya ayudado a dar un paso hacia solucionar el problema de alergia o intolerancia que sufre tu perro y tengáis una vida más feliz muy pronto.

             

            Puedes encontrar algunas fuentes adicionales aquí:

            Jeffers, J. G., K. J. Shanley, et al. (1991). "Diagnostic testing of dogs for food hypersensitivity.".
            Reedy, L. M., W. H. Miller, et al. (1997). "Allergic skin diseases of dogs and cats."
            http://www.banfield.com/pet-health-resources/preventive-care/nutrition/understanding-food-allergies-in-your-pets

            Fotos gracias a: Maja, Stuart en Flickr



            El contenido de este blog es propiedad única y exclusiva de Puromenu. Puedes reproduccir total o parcialmente el contenido de este blog siempre y cuando incluyas de forma visible un LINK al post original de Puromenu.
            El sitio web de Puromenu.es es propiedad de Barf Pet Food España S.L. y tiene inherentes derechos de propiedad intelectual e industrial protegidos por la Ley de Propiedad Intelectual, aprobada en el Real Decreto Legislativo 1/1996.