El poder de la leche cruda de cabra para tu perro o gato 19 de Junio de 2018 16:22

leche de cabra para perros y gatos

En 2016, un ganadero de Australia sorprendía al mundo revelando que su perra Maggie, una Kelpie ahora ya descansando en paz, era el perro más anciano del mundo con más de 30 años. Maggie no pasó al libro Guiness de los records porque su dueño no tenía toda la documentación independiente necesaria pero sí lo hizo Bluey, un perro pastor australiano, oficialmente el perro más longevo de la historia, que vivió entre 1910 y 1939, 29 años y 5 meses!

Pese a tal diferencia generacional, ambos perros compartían algo. Los dos se criaron y vivieron en una granja, es decir, acceso al campo, ejercicio, compañía, pero había algo más; como el dueño de Maggie reconoció cuando la noticia recorrió el mundo, él le daba todos los días a su perrita un vaso de leche cruda de vaca recién ordeñada.

Maggie el perro mas longevo del mundo

Maggie

La leche de vaca es un elemento siempre controvertido en la alimentación de nuestros peques en cuyo debate no entraremos, pero con este post sí queremos romper una lanza a favor de un tipo de leche que pasa desapercibida pese a ser un superalimento. Y ya sabéis lo que nos gustan los super-alimentos ¿no?

 

¿Es la leche de cabra mejor que la de vaca nutricionalmente?

A nivel nutricional, los dos tipos de leche son similares:
  • La leche de cabra es un poco más rica en calcio (325mg por 250ml frente a 290mg)
  • La leche de cabra es más rica en Potasio, Niacina y Vitamina A, pero al mismo tiempo, ninguna de las dos es demasiado densa en vitaminas
  • Ambas tienen más o menos la misma cantidad de lactosa
Pero sin duda sí lo son otros detalles:
  • La leche de cabra es más digestible debido a que sus moléculas de grasa son más pequeñas que las de la leche de vaca y presenta más ácidos grasos de cadena media y corta.
  • La leche de cabra produce menos alergias. La razón es que la leche de vaca contiene cierto tipo de proteínas (como la alfa-s1-caseina) y ciertos tipos de lactalbúmina y lactoglobulina que están relacionadas con reacciones alérgicas. La leche de cabra, sin embargo, presenta cero o muy bajos niveles de estas sustancias.

¿Qué pasa con la intolerancia a la lactosa?

Como ocurre con los humanos, si el cuerpo no produce lactasa, la enzima que descompone la lactosa, los perros no podrán digerir productos derivados de la leche, que típicamente se percibe en forma de diarrea. No se trata de que sean intolerantes, es que no la pueden digerir, que es ligeramente distinto.
Algo menos común para nosotros es que, en realidad, la leche recién ordeñada ya contiene lactasa incluída en ella por lo que debería ser capaz de ayudar a su propia digestión. Lo que ocurre es que con los modernos procesos de pasteurización (subir la temperatura a 138º, en el proceso UHT), la lactasa se elimina casi por completo.
De ahí que muchos perros y gatos (y también personas) que son "intolerantes" a la lactosa no tengan problema en consumir la leche cruda. 

cabra leche perros

Los beneficios de la leche de cabra cruda

La leche cruda tiene otra ventaja de la que siempre hablamos cuando hablamos de alimentación cruda y es que está viva. Es decir, que contiene altas dosis de probióticos que suponen bacterias buenas que sientan tan bien a tu perro o gato. Si además hablamos de leche que ha pasado por un proceso de fermentación, el efecto probiótico se multiplica, como ya empieza a demostrar la ciencia en alimentación (también humana) estudiando los diferentes productos de esa fermentación como el kéfir.
Estas características nos dejan una serie de beneficios de la leche de cabra que es interesante conocer:
  • Es fantástica para la digestión: para perros con estómagos sensibles, la leche de cabra cruda puede contribuir a reponer probióticos y regular su función digestiva, así como ayudar a controlar las poblaciones de bacterias malas.
  • Tiene efectos anti-inflamatorios y reduce la mucosa, lo la indica especialmente para ayudar en casos de alergias alimenticias, pero también medioambientales. Además, no tiene los efectos secundarios que tienen los anti-inflamatorios farmacéuticos.
  • Puede dar un empujón al sistema inmunitario. Una mejor flora intestinal, como ya sabemos, es una garantía de un sistema inmune más sano. Por esta y otras razones, la leche de cabra se usa para ayudar en casos de problemas de riñón, de hígado, diabetes, colitis, inflamación intestinal, problemas de corazón, úlceras y más.

De momento, y aunque las experiencias prácticas así lo demuestran, no existen estudios científicos en detalle que avalen la inclusión de leche de cabra en la alimentación de los perros, pero en cuanto estén disponibles, puedes contar con que te informaremos!

 

Incluir leche de cabra en la alimentación de tu perro

La buena noticia es que no hace falta que nuestro perro esté tomando una dieta cruda para añadir la leche de cabra, puedes dársela incluso si le das pienso y le hará muchísimo bien.
Nuestras recomendaciones:
  • Usa, siempre que puedas leche cruda.
  • Elige una buena fuente, al final, la calidad del producto depende de lo que el animal haya comido y cómo se le haya tratado, de ahí que sea mejor cuánto más natural.  
  • Dale poquita cantidad cada vez y obsérvale para estar seguro/a de que le sienta bien
  • Si le das BARF, puedes mezclarlo con su comida como otro ingrediente más, de hecho, sera más sabroso y es muy posible que rebañe el plato entero.
Ah, y si quieres una opción original este verano de darle leche de cabra cruda, no dejes de probar nuestro helado. No se resistirá :-) 

 

¿Quieres leer más sobre el asunto?: