9 consejos para que paséis juntos vuestra mejor primavera Mayo 27, 2019 13:50

 

Todos sabemos que la primavera la sangre altera....

Y es que primavera es cambio al que ningún ser vivo es inmune, tampoco nuestras mascotas que son incluso más sensibles que nosotros. 


Pero, ¿por qué? 

Más sol. La luz solar, aunque no nos lo parezca, atraviesa en buena cantidad los finos huesos “esponjosos” de la cavidad craneal, provocando el inicio de lo que se conoce como cascada hormonal que tiene peculiares repercusiones, como veremos.

Más plantas, que han estado latentes durante el invierno y que, por su mayor producción de polen, espigas, etc. están detrás de muchas afecciones alérgicas en nuestras mascotas.

Más bichos, muchos de los cuales son, además, parásitos de nuestros animales.

Mayor temperatura, que provoca mayor riesgo de afecciones gástricas que durante el resto del año.

Vamos a ver en qué se traducen estos factores:


1. Cambios hormonales

    Nuestros peques pueden estar en celo durante cualquier época del año, pero es en primavera cuando el porcentaje de hembras en celo es superior.

     

     

    En general, esto provoca mayor actividad y también más estrés. Es el momento, entre otros, de estar alerta en caso de que tu perro/a no esté castrado/a y evitar sorpresas.

     

    2. Otitis Externa y Problemas Oculares

      Es la inflamación del canal externo del conducto auditivo, muchas veces relacionada con el mayor número de gramíneas que pueden introducirse en el oído.

       

      Es interesante que vigilemos por dónde corre nuestro perro y revisemos periódicamente y con detalle sus oídos y sus ojos.

       

      Deberemos buscar semillas y pequeñas espigas, en especial si tu perro tiene mucho pelo o bien pabellones auditivos grandes y caídos.

       

      Para limpiar los oídos, puedes hacerlo con aceite de coco, además de suavizarle y limpiarle la zona, es anti-bacteriano y antiparasitario y le protegerá durante un tiempo.

       

      En los ojos, si detectas mucosidad o suciedad, puedes usar echarle unas gotitas de plata coloidal para limpiarle y protegerle también de las irritaciones.


      3. Pelaje

      La primavera, junto al otoño, es el período donde más se les cae el pelo.

       

      Para evitar las molestas bolas de pelo por toda la casa, no hay nada mejor que cepillar a vuestro perro o gato.

       

      Si además quieres ayudar a que el nuevo pelo luzca más sano y fuerte, añade a su dieta un buen suplemento de Omega 3 y Omega 6.

       

      blog puromenu consejos primavera pelaje


      4. Alergias Ambientales

      La piel, especialmente la del perro, es muy fina y sensible, mucho más que la humana, lo cual le hace reaccionar de forma más aparatosa ante cientos de agentes, que comúnmente llamamos alérgenos

       

      Entre ellos destacan: el polen y ciertos insectos (como la procesionaria del pino y otros).

       

      Evita los caminos más frondosos y, si está en tu mano, dale un agua al llegar a casa para eliminar cuanto más restos mejor.

       

      Si de repente se dan síntomas fuertes, como picores persistentes o estornudos que no terminan, lo mejor es ir al veterinario.


      5. Parásitos Externos

      Pulgas, garrapatas y otros insectos invitados indeseados en todas las primaveras.

       

      Los tratamientos preventivos con los que contamos hoy en día son muy amplios y variados, pero ninguno de ello es eficaz contra todas las formas del parásito, desde huevos, larvas, adultos etc.

       

      Entre los preventivos respetuosos con su piel y el medio ambiente recomendamos el aceite de coco.

       

      Antes de salir, úntate las manos con un poquito de aceite de coco y pásaselo por el manto, detrás de las orejas, parte baja de las patas y axilas. Esto ahuyenta garrapatas y otros bichos.

       

      Si le sacas al campo con el coche, es muy útil tener el tarrito y el trapo en el maletero listo para cualquier ocasión.

       

      Aún así, revísale de vez en cuando para detectar lo que se nos haya podido escapar. 


      6. Más exposición social = más riesgo

      ¿Os acordáis de lo de la sangre altera no?, pues la primavera es uno de esos momentos donde nuestro animal se socializa más y con mayor frecuencia con otros animales que pueden tener cualquier status inmunologico.

       

      Es una buena época ayudar su sistema inmunológico mediante suplementos como la espirulina o la cáscara de escaramujo.

       

      blog puromenu consejos primavera perros jugando


      7. Leishmaniosis

      Por desgracia con un riesgo todavía alto en España.

       

      Evitar pasear a la salida o puesta del sol que es cuando más pican los dichosos mosquitos y, dentro de lo posible, no acercarse a aguas estancadas.

       

      Adicionalmente, puedes optar por algún tipo de repelente y/o collares repelentes ( ambos existen de origen biológico o natural).


      8. Alteraciones Gastro-intestinales

      El aumento del calor implica, en general, más bacterias y patógenos en el entorno que pueden acabar en su sistema digestivo.

       

      Es conveniente retirar su plato y lavarlo después de darle de comer así como  cambiar el agua más frecuentemente para evitar la proliferación de bacterias.  


      9. Alteraciones y carencias alimentarias

      La primavera es el momento donde se pone más de manifiesto la salud dietética de nuestro amigo.

      Si su alimentación no es la adecuada aparecerán déficits, que en primavera son más visibles.

      En especial destacan:

      • Déficits proteicos: animales que ingieren proteína en su alimentación pero es de baja calidad biológica.
      • Excesos grasos: multitud de perros son obesos, y no porque coman mucho, sino porque están comiendo peor, abusando de alimentos secos, con menos nutrientes de lo debido. Un animal obeso se socializa peor con sus congéneres, jugará menos contigo y en general estará más aletargado e incluso triste. 
      • Carencias vitamínicas: Al igual que en las personas, se ponen más de manifiesto en nuestros animales durante la primavera, te recomendamos que revises su alimentación, que sea sana y natural, y si precisa algo más utilizar puntualmente algún tipo de suplemento.
      • Carencias Minerales: Mayor ejercicio y juego hace que debamos tener presente los niveles de calcio, potasio y magnesio en la dieta de nuestros animales, a fin de evitar alteraciones graves en el futuro. 

        Bueno, pues aquí tienes una buena lista. Esperamos que te ayude a evitar los trastornos más molestos y disfrutéis mucho de vuestros perros y gatos esta época de primeros calores! 



        Este artículo ha sido escrito por nuestros veterinarios. Si tienes dudas sobre la mejor alimentación para tu perro o gato, puedes comunicarte con nosotros escribiendo a info@puromenu.es

         

        Fotos cortesía de Katrin B. - Maja Dumat (Flickr)